Voceros del Frente Nacional de Dirigentes Populares, del Frente de Profesionales y del movimiento Pueblo, Igualdad y Democracia (PID), lista 4, señalaron este jueves, 11 de agosto, su inconformidad y preocupación respecto a la conformación de la Junta Provincial Electoral de Guayas para las elecciones seccionales del 2023.

Su denuncia radica en que la presidencia de la junta la ocupa Geovanny Miguel Murillo Vargas, quien sería cercano al Partido Social Cristiano (PSC) pues se desempeñó como colaborador en la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), cuando Vicente Taiano Basante, precandidato a viceprefecto del Guayas, estuvo al frente, lo que consideran sería una “estrategia para manipular a su favor las elecciones”.

La denuncia la van a presentar ante el órgano electoral y están a la espera de que más movimientos se sumen a su postura.

“Cinco partidos se están repartiendo la provincia, queremos que se respete la democracia y no metan la mano en los procesos electorales, es hora de que sean transparentes y no estén manos de partidos políticos”, dice el dirigente Manuel Guagua, y exige que quienes los representen en la junta deben ser gente del pueblo de las organizaciones sociales.

Publicidad

El pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) en sesión ordinaria el 28 de julio pasado designó por unanimidad a los vocales que conformarán la junta en cuestión y se conoció que el plazo para realizar las impugnaciones a los ciudadanos designados ya finalizó. Además de Murillo, la junta la integran Andrea Verónica Palma Villegas, Jorge Arturo Cabezas Cadena, Lucio Lorenzo Alarcón Tello y Elmo Augusto Ramos Merino.

Este órgano electoral tiene como competencias calificar candidaturas dentro de la jurisdicción, realizar los escrutinios de los procesos electorales, conocer y resolver las objeciones e impugnaciones presentadas a candidaturas, entre otras.

Guagua denunció que los integrantes del CNE responden a los intereses de Pachakutik, del PSC y del correísmo.

Del lado del PID, Sonia Guerra, secretaria provincial del movimiento, manifestó que “hay mucha metida de mano en la elección de las dignidades de la provincia”, lo que les causa preocupación.

Publicidad

“Nos preocupa esta denuncia, somos un partido joven, es nuestra primera vez en el ruedo y nos alarma que descaradamente el presidente de la junta sea un funcionario y afín al PSC, que por años ha gobernado aquí”, expresó.

Además, reveló que están en conversaciones con los partidos con los que tienen alianzas a nivel nacional para tomar acciones y poder revisar la conformación de todas las juntas en otras provincias.

Sonia Guerra, secretaria provincial del movimiento PID. Foto: El Universo

PID no descarta que Cristina Reyes sea su candidata

Ante la designación de Jéssica Delgado como precandidata a la Alcaldía de Guayaquil, Guerra manifestó que en efecto es su aspirante, pero que no descartan tener en la lista más opciones para este cargo en caso de alguna inhabilitación por parte del CNE o una renuncia de la aspirante. Entre esos nombres, confirmó que está el de la parlamentaria andina Cristina Reyes.

“No nos podemos adelantar al futuro, mañana a mi precandidata le pasó algo, renunció, se murió, no le dan ganas, la inhabilitaron por alguna cosa y entonces habría que buscar otra persona. Reyes estaría entre las opciones”, indicó.

Publicidad

Guerra confirmó que sí cumplieron con un proceso de primarias para designar a Delgado, pero que al ser un partido joven, con personería jurídica, lo hicieron a contrarreloj. No obstante, refirió que Delgado cumple con el perfil que buscaban para el cargo.

Además, reiteró que la alianza con el Partido Sociedad Patriótica solo respalda la candidatura de Nicolás Lapentti Carrión a la Prefectura del Guayas. (I)