“El Gobierno rompe el diálogo, confirmando su autoritarismo, falta de voluntad e incapacidad. Responsabilizamos a @LassoGuillermo de las consecuencias de su política belicista. Exigimos respeto para nuestro máximo líder. Lasso no rompe con Leonidas, rompe con el pueblo”, fue el mensaje que este 28 de junio colgó en Twitter la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) como respuesta al anuncio del mandatario Guillermo Lasso de suspender los diálogos para desactivar el paro nacional.

En un mensaje grabado, el presidente dijo: “El país ha sido testigo de todos los esfuerzos que hemos hecho para entablar un diálogo fructífero y sincero. Además, hemos dado respuestas concretas a las demandas de nuestros hermanos indígenas. Pero no volveremos a sentarnos a dialogar con Leonidas Iza, quien solo defiende sus intereses políticos y no los de sus bases”, y reiteró que “el Gobierno no se puede sentar a dialogar con quienes pretenden secuestrar la paz de los ecuatorianos”.

Su exposición se dio luego de que se produjera un ataque a un convoy durante la madrugada de este 28 de junio, que provocó la muerte de un militar y doce uniformados heridos en el sector de la precooperativa 18 de Noviembre, en la ruta Shushufindi-Puerto Providencia, en Sucumbíos.

A los indígenas les manifestó que “merecen más que un oportunista como líder, que los ha engañado a ustedes y a todo un país”.

Publicidad

“Estamos listos a atender sus demandas, porque sabemos que el Estado ha olvidado al campo y sus comunidades desde hace más 40 años. Vamos a trabajar por ustedes con soluciones efectivas. No vamos a negociar con quienes mantienen al Ecuador como rehén, con quienes atacan nuestras fuerzas de seguridad y juegan con la salud y la vida de los ecuatorianos”, subrayó.

Los líderes del movimiento indígena se hallan de momento reunidos en el colegio Matovelle, en Quito, para luego dar una rueda de prensa en la que expondrán su posición sobre la ruptura del diálogo, que fue impulsado por el presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela.

La reunión debía reinstalarse a las 09:00, pero los delegados del régimen no llegaron. (I)