Por su trabajo “eficiente” como secretario en el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), por ser una “buena persona en su calidad”, y por una especialización en derechos humanos que estaría estudiando, se posesionó como titular encargado de la Defensoría del Pueblo a César Córdova Valverde.

Esas fueron las características que resaltó la presidenta del CPCCS, Sofía Almeida, para nombrar a Córdova en ese cargo y posesionarlo este lunes 20 de septiembre, en un acto al que acudieron cuatro consejeros de la mayoría y dirigentes de gremios cercanos a uno de ellos.

Exjefe aduanero con estudios en derechos humanos es el defensor del Pueblo encargado hasta que se nombre al titular; no hay una fecha

Córdova justificó que su trayectoria en derechos humanos se demuestra en el ejercicio de su profesión, por el hecho de que ser “abogado es ser defensor de los derechos humanos”.

La nueva autoridad fue designada para ser defensor del Pueblo encargado, una vez que Freddy Carrión fue destituido y censurado el 14 de septiembre en un juicio político que se desarrolló en la Asamblea Nacional, por incumplimiento de funciones.

Publicidad

El artículo 15 de la Ley de la Defensoría del Pueblo dispone que ante la ausencia definitiva del titular de la institución, el CPCCS nombrará a una persona encargada, hasta que se elija a una nueva autoridad mediante un concurso público.

Es así como el 18 de septiembre, con el voto de los consejeros de mayoría Javier Dávalos, David Rosero, Ibeth Estupiñán y Sofía Almeida se designó a Córdova para ese cargo.

Los consejeros de minoría María Fernanda Rivadeneira, Hernán Ulloa y Francisco Bravo se abstuvieron. Los tres esgrimieron que Córdova no cumple con una trayectoria en derechos humanos como lo demanda el artículo 216 de la Constitución en el que se determina que quienes ocupen esta dignidad deben cumplir con los mismos requisitos exigidos para los jueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) y acreditar “amplia trayectoria en la defensa de los derechos humanos”.

Según la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senescyt), Córdova es abogado de los tribunales de la Universidad de Cuenca y tiene un diplomado en Criminalística en la Universidad Cristiana Latinoamericana.

En lo laboral, su trayectoria se relaciona con áreas de operaciones aduaneras en Guayaquil, asesor jurídico en el Distrito Aduanero de Cuenca y en la Corporación Aduanera.

Consejo de Participación Ciudadana no dio respuestas a la Asamblea de cuándo y cómo designará a un defensor del Pueblo encargado

Pero, según los consejeros de mayoría del CPCCS, su trayectoria en derechos humanos se acredita por maestrías que siguió en el exterior y porque es candidato a Ph. D. en derecho constitucional en una universidad argentina.

Publicidad

David Rosero reiteraba que Córdova está siguiendo este curso en Argentina con énfasis en temas indígenas, y que no tiene una “afiliación política” que pueda cuestionársele.

Dávalos le recomendó “no dar importancia” a las críticas de “mala fe” que se han vertido en redes sociales porque no tendría trayectoria en defensa de derechos humanos y de la naturaleza.

Al contrario, lo felicitó por tener la “valentía cívica” de asumir este encargo y “poner el pecho a las balas”.

Córdova se describió como un defensor de los derechos humanos y ser “modesto”. Aprovechó para anunciar la designación de Gabriela Bermeo Valencia como su vicedefensora del Pueblo, quien fue presentada en este acto.

Minutos antes de esta posesión, la exdefensora subrogante de la Defensoría del Pueblo Zaida Rovira anunció que ella y el personal de libre nombramiento y remoción presentaron la renuncia a sus cargos.

Rovira se desempeñó como vicedefensora y subrogó a Carrión por cuatro meses.

La exautoridad cuestionó al CPCCS por realizar una designación que considera carece de bases constitucionales y legales, porque Córdova no reúne la trayectoria en derechos humanos, por ejemplo.

Al contrario, “se designó a un amigo y exfuncionario del Consejo de Participación Ciudadana”, dijo Rovira, al tiempo que advirtió que existiría “un claro interés por intervenir” en la Defensoría.

“Tienen intereses por desestabilizar a la Defensoría y para ello requieren una Defensoría silenciada”, lamentó Rovira.

Consejo de Participación Ciudadana y Control Social encarga la Defensoría del Pueblo a César Marcel Córdova Valverde

En este contexto, la Asociación Nacional de Personas Trabajadoras y Servidoras Públicas de Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo de Ecuador (Asopetras) planteó una acción de protección con medida cautelar ante la justicia ordinaria en contra del CPCCS.

Entre los siete pedidos, los trabajadores piden a los jueces constitucionales que se declare la violación del derecho de participación, pues en un criterio jurídico elaborado por un funcionario del Consejo, se recomendó a los consejeros que no nombren para este encargo a funcionarios de la misma Defensoría.

También exigen que se deje sin efecto el encargo a Córdova y se ordene al Consejo que realice un nuevo proceso de designación, que cuente con un reglamento para cumplir el artículo 15 de la Ley de la Defensoría. (I)