Steve Waserstein, uno de los dos socios del estudio jurídico contratado por Decevale en Miami para obtener información sobre las inversiones del Isspol, es hermano del abogado y promotor inmobiliario Richard Waserstein, quien tuvo negocios con IBCorp Investments, de Jorge Chérrez, en esa ciudad en el año 2014.

Waserstein & Nunez, PLLC (“Waserstein & Nunez”) fue contratado en Miami por el Depósito Centralizado de Compensación y Liquidación de Valores S. A. para que lo representara en un pedido de descubrimiento de pruebas sobre varios actores relacionados con las millonarias inversiones del Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol) con las empresas de Jorge Chérrez Miño, del grupo IBCorp., y de las cuales Decevale era el custodio.

Uno de los socios del estudio, Carlos Nunez-Vivas, confirmó a EL UNIVERSO que en efecto Richard Waserstein desarrolló el lujoso proyecto inmobiliario Brickell TEN Condo en el que también participó IBCorp Investments en 2014. De hecho, IBCorp Financial Services, relacionada con Chérrez, constaba como propietaria de cinco departamentos en ese edificio, como publicó este Diario en diciembre pasado.

En la página web de Waterstone Capital se anunciaba el proyecto en agosto de 2014 como una sociedad entre IBCorp Investments, de Ecuador, y Waterstone Capital, de Miami, para la torre de 24 pisos y 155 unidades. En otro portal inmobiliario se explicaba en ese entonces que el edificio contaría con acabados de lujo, una gran piscina con vista panorámica y un gimnasio. La decoración estaría a cargo de Adriana Hoyos.

La relación societaria entre Richard Waserstein y Chérrez data de diciembre de 2012, cuando crearon la compañía 1010 IB Waterstone Brickell LLC, que se disolvió por mutuo acuerdo en abril de 2014. A partir de esa disolución nació Brickell Ten LLC, que hasta el 2015 tuvo como gerente general a la compañía 305 Real Estate Holdings LLC, gerenciada por Jorge Chérrez. En 2016, Brickell Ten LLC pasó a ser gerenciada por la empresa 1010 Brickell Managment LLC y su agente registrado es Richard Waserstein.

Nunez-Vivas aseguró a este Diario que “no existe ningún conflicto, ni desde el punto legal o práctico puesto que Waserstein & Nunez nunca tuvo ninguna relación con el señor Chérrez o su empresa”. “Es importante notar que el señor Richard Waserstein no tiene ninguna relación actual con el señor Cherrez”, añadió el abogado en su respuesta por correo electrónico.

El estudio jurídico funciona en el 1124 Kane Concourse, en Bay Harbor Islands (al norte de Miami Beach), donde también funcionan casi 140 empresas. Algunas de ellas están relacionadas con la familia Waserstein o el grupo Waterstone, ligado a Richard Waserstein. Este último consta como agente registrado en 70 compañías que funcionan en esa dirección. La propiedad, valorada en cerca de un millón de dólares, pertenece a la compañía Water Stone Investments L.C.

Eduardo Carmigniani, que representa a Decevale en esta demanda, reiteró que “no hay ninguna relación entre el bufete y Chérrez”. Las partes aún no llegan a un acuerdo sobre la entrega de la información y si esto no sucede deberán acudir nuevamente ante el juez de la Florida que lleva el caso.

El pedido judicial presentado por Decevale en Florida se relaciona con cinco empresas relacionadas con Chérrez (Ecuador High Yield Bond Fund LLC, Argonaut FL LLC, Penderton Management LLC, IBCorp Asset Management Inc. e ICS Institutional Custody Services LLC), así como Lafise Securities Corporation y Citigroup Inc. de Miami.

Nunez-Vivas explicó que la acción judicial es “para demostrar que un empleado de Decevale hizo un uso indebido de su nombre para crear la falsa impresión de que era el custodio de valores que aparentemente estaban en la posesión y/o control de empresas relacionadas con el señor Chérrez. El despacho de abogados está persiguiendo agresivamente el caso”.

Se trata de Luis Álvarez Villamar, que era el gerente de Operaciones de Decevale, y quien aseguró en agosto de 2020 al Isspol, que el Depósito mantenía bajo su custodia títulos por $ 693′411.150 del Instituto. Estos valores eran el respaldo de las inversiones del Isspol con Ecuador High Yield Bond Fund y con IBCorp Investments, que superan los $ 700 millones. Cuando el pago de intereses de las empresas de Chérrez seguían acumulándose y la nueva administración del Isspol no quiso renovar las inversiones, Decevale le informó en diciembre de 2020 al Instituto que en realidad no tenía esos títulos en custodia.

El Ministerio de Gobierno y el Instituto han presentado varias denuncias en la Fiscalía y hasta el momento existen cuatro personas detenidas o con arresto domiciliario, entre ellos dos generales de la Policía en servicio pasivo.

Por otro lado, en Estados Unidos también se investiga el supuesto pago de sobornos de Chérrez a cuatro funcionarios del Isspol, a cambio de conseguir o mantener las inversiones del Instituto con sus empresas. Según las autoridades estadounidenses, Chérrez se encuentra actualmente en México. (I)