Más escenarios políticos que legislativos es lo que se ha desarrollado en la Asamblea Nacional, que este luens 14 de junio cumple un mes, de acuerdo con especialistas.

Los analistas afirman que es apresurado evaluar el desempeño de los legisladores y más aún cuando no se ha realizado ninguna votación de proyectos, reformas o aprobación de leyes.

Solo la conformación de las comisiones, bancadas y ciertos proyectos presentados por asambleístas.

Sin embargo, destacan las salidas de algunos asambleístas de sus partidos para integrarse a la Bancada Acuerdo Nacional (BAN) como Elías Jachero, que antes era de la alianza con el movimiento Unidos por Pastaza-PSC, María del Carmen Aquino, que pertenecía a la alianza Únete-PSC; Eitel Zambrano (antes ID) y Omar Cevallos (antes de Pachakutik). A ellos se suman los legisladores de CREO y otros independientes.

Publicidad

“Se forma esta bancada y me parece una interesante iniciativa. Aun así no logran una mayoría simple, pero al menos son una fuerza con más escaños que aportan a las decisiones que el pleno va a tomar”, dice Gonzalo Albán, coordinador del Centro de Estudios Sociopolíticos de la Universidad Ecotec, quien, además, indica que cuando se realice una votación se conocerá si funciona o no la bancada y por ende los acuerdos.

Dos mujeres y tres hombres son los facilitadores de las bancadas legislativas en la nueva Asamblea Nacional

Criterio que comparte el analista político Pedro Moreira, quien ve a la Bancada Acuerdo Nacional fortaleciéndose, pero asegura que su solidez se sabrá en la práctica. “La Asamblea se ha enfocado más en la parte política que legislativa. Y en la próxima votación podremos ver el efecto de las negociaciones”, apunta.

Y ese efecto para Albán se visualizaría en el mediano y largo plazo.

A lo largo de la historia se han realizado varios acuerdos legislativos como el llamado ‘Los Patriarcas’ en el gobierno de Jaime Roldós, donde se formó una mayoría entre PSC, Partido Conservador, Partido Liberal y la Concentración de Fuerzas Populares. O el acuerdo del contrato colectivo que se dio entre el gobierno de Sixto Durán-Ballén y la bancada del PSC que formaron una coalición en el parlamento.

En el actual periodo legislativo, la Bancada Acuerdo Nacional la preside el asambleísta Juan Fernando Flores (CREO), quien también está al frente de la Comisión de Relaciones Internacionales y Movilidad Humana.

Flores, en un diálogo anterior con este Diario, dijo que podrían sumarse más asambleístas a la bancada.

Publicidad

Lo que no sorprende a la politóloga Rebeca Morla, quien indica que BAN es una conformación de diversas fuerzas.

“Dentro del BAN hay posturas de personas de derecha, izquierda, sector indígena, entonces eso también nos lleva a la reflexión y ya en la práctica nos lleva a estas diferencias ideológicas que van a chocar al momento de discutir los proyectos de ley, acuerdos y esto podría perjudicar nuevamente la gobernabilidad”, menciona.

‘Camisetazos’, característica del primer mes de la nueva Asamblea Nacional

Y que BAN logre un equilibrio dependerá de más alianzas -dice Albán- como de Pachakutik e Izquierda Democrática.

Para Moreira, la estabilidad de la bancada también se verá reflejada en los acuerdos que lleguen a temas delicados e importantes como falta de empleo, vacunación y seguridad.

Cronología de acuerdos legislativos

Acuerdo de Los Patriarcas de la Componenda 1979-1980

Tras la pugna de poderes entre el entonces presidente Jaime Roldós y el presidente del Legislativo, Assad Bucaram, se formó una mayoría entre el PSC, Partido Conservador, Partido Liberal, CFP. Los proyectos enviados por el Ejecutivo eran en su mayoría vetados por esta alianza legislativa. El nombre de Patriarcas de la Componenda lo utilizó Roldós.

Acuerdo de la troncha 1982-1983

Durante el gobierno de Osvaldo Hurtado, Democracia Popular (DP) tuvo que hacer alianzas con disidentes de la Concentración de Fuerzas Populares, el Partido Demócrata y el llamado Movimiento de Integración Nacional formando coyuntural mayoría. Esto para apoyar al gobierno en su intento de gobernar el país y a cambio recibir apoyo de la DP para el nombramiento de autoridades del Parlamento. De esas negociaciones fueron elegidos para dirigir el Congreso Rodolfo Baquerizo y Gary Esparza.

Acuerdo del llamado contrato colectivo 1992-1995

Se dio entre el gobierno de Sixto Durán-Ballén y la bancada del Partido Social Cristiano (PSC), que formaron una coalición en el Parlamento. Este acuerdo se realizó entre el PSC, Partido Unidad Republicana y el Partido Conservador.

Fue llamado así por ciertos sectores de opinión cuando se reveló en el juicio político al vicepresidente Alberto Dahik, que a cambio de ser parte de la coalición, se les otorgó partidas presupuestarias, donde el PSC tenía mayor presencia política. Todo a cambio de apoyar el plan de privatizaciones del régimen.

Acuerdo de la regalada gana - agosto de 1994

Acuerdo parlamentario entre el PSC y el Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE) para nombrar a las autoridades del Congreso Nacional, que recayó en Heinz Moeller, socialcristiano, y el roldosista Marco Proaño Maya.

El acuerdo también contempló el reparto de las comisiones legislativas y el nombramiento de Fabián Alarcón como presidente de la Comisión de Fiscalización. El nombre de regalada gana lo puso Abdalá Bucaram cuando fue entrevistado por la prensa y se le preguntó por qué había llegado a un acuerdo con su enemigo político.

La aplanadora 1998-2001

Fue la alianza tácita entre el PSC y la DP que forman mayoría en el Congreso durante el régimen de Jamil Mahuad. Con esta mayoría el gobierno de Mahuad logró obtener apoyo legislativo para la aprobación del tratado de paz con Perú, nombramiento de autoridades de control, reforma fiscal y la aprobación durante el gobierno de Gustavo Noboa de la llamada Ley Trole.

Empacadora 2007

Empezaron el 5 de enero consolidados como un bloque de oposición a la Constituyente con 28 diputados del PRIAN, 24 del Partido Sociedad Patriótica, 13 del PSC y 5 de Unión Demócrata Cristiana (UDC). (I)