Dos semanas después de que la Corte Constitucional (CC) rechazó el veto total del presidente de la República, Guillermo Lasso, a las reformas de la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI), la Asamblea Nacional solicitó la publicación del texto en el Registro Oficial, con lo cual la equiparación salarial de los docentes entrará en vigencia.

Para el efecto, el secretario general de la Asamblea, Álvaro Salazar dirigió el 2 de junio un oficio al director del Registro Oficial, Hugo del Pozo, en el que requirió la promulgación de las reformas. Esto nace de una disposición del presidente del Legislativo, Virgilio Saquicela, y en cumplimiento del dictamen de la CC, emitido el 20 de mayo.

La Unión Nacional de Educadores (UNE) celebró la publicación de las reformas como “una conquista” alcanzada por la huelga de hambre y varios plantones protagonizados por los maestros.

Según el dictamen de la Corte, el veto presidencial eliminada disposiciones que otorgaban beneficios de jubilación a los maestros y, además, modificaban las disposiciones sobre mejoras salariales, reduciéndolas en un 75 % para equiparar sus remuneraciones con la generalidad de funcionarios públicos.

Publicidad

Una vez que la CC emitió su decisión, el 24 de mayo la ministra de Educación, María Brown Pérez, anunció que el Ejecutivo acatará la resolución del organismo.

Brown explicó en ese momento que las reformas establecen un escalafón detallado donde se inicia la carrera profesional en diez escalas. Se recuperan las escalas H, I y J, que en un momento fueron eliminadas. Que la escala salarial de ingreso es G, que ahora es equivalente a una mayor remuneración, ya que antes se equiparaba al salario de un servidor público 1 y ahora pasa a ser similar al de un servidor público 3.

El Gobierno requerirá de un presupuesto anual de $ 450 millones para financiar el nuevo escalafón, indicó la ministra. Además, mencionó que el Ejecutivo haría una consulta a la Corte Constitucional para saber cómo proceder con la aplicación de los cambios. (I)