Contar con una gran cantidad de observadores electorales es favorable, dice Gabriela Ortiz, directora de relaciones internacionales del CNE. Menciona que los observadores no solamente están el día de la elección, sino que acompañan el desarrollo de todo el proceso y sus informes, recomendaciones, sugerencias y hallazgos son clave para aplicarlos en próximos procesos.

Publicidad

¿Cuántos observadores electorales se han inscrito para los comicios seccionales del próximo 5 de febrero de 2023?

Se han inscrito 936 observadores electorales: 125 son personas naturales, 97 son delegados de personas jurídicas; 709 de delegados de organizaciones e instituciones invitadas; 3 miembros de veeduría nacional; 2 de los ecuatorianos en el extranjero y hasta el momento ninguno de extranjeros que residan en Ecuador.

Publicidad

Con respecto a los observadores internacionales, ¿cuántos van a vigilar el proceso?

Este es un proceso que se cierra muy cerca de la jornada electoral, debido a que las misiones internacionales se conforman en el mediano plazo. Por ahora tenemos la confirmación de que vendrán misiones de la Asociación Mundial de Cuerpos Electorales (A-WEB), de la Organización de los Estados Americanos (OEA), de Transparencia Electoral, de la Asociación Magistradas Electorales de América (AMEA) y de la Asociación Mundial de Magistrados Electorales, que vendrán a observar temas de género. Estamos también trabajando en la aceptación de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (UNIORE), que es una misión técnica que vendrá a observar el proceso, pero repito esto es algo que vamos a seguir coordinando hasta el último momento.

Para los observadores nacionales, ¿cómo es el proceso para inscribirse?

Hay que entender que la observación electoral en Ecuador es un programa que viene del control social y para nosotros es importante tener esta posibilidad de que los ciudadanos hagan observación electoral y también las organizaciones con enfoque en derechos humanos. Entre más número tengamos, para nosotros mejor, el Reglamento de Observación Electoral menciona que tenemos dos días para acreditar un observador nacional, una vía es por la convocatoria que realiza el pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) y la segunda vía por la invitación que realiza el pleno también.

¿Cuándo fue el primer periodo de inscripción, habrá más?

La convocatoria abrió la posibilidad de que los observadores puedan solicitar su acreditación al pleno cumpliendo los requisitos legales del 19 de octubre al 1 de noviembre, en este tiempo el trámite se hizo de forma presencial y también en línea. En esta forma se acreditaron 126 observadores electorales, que fueron quienes cumplieron los requisitos que se establecen. Tuvimos más de 250 solicitudes, los que no fueron aceptados pueden volver a intentar luego de enmendar y solucionar las observaciones que se les hicieron.

¿Cuándo comienza el segundo periodo?

El segundo periodo se inicia el 1 de diciembre y finaliza el 15 del mismo mes.

Publicidad

Vista de ecuatorianos participando desde el exterior en unas elecciones, en una fotografía de archivo. EFE/Juan Carlos Cárdenas Foto: Juan Carlos Cárdenas

¿A quiénes realiza la invitación el CNE?

Esta fue extendida, por ejemplo, a los Consejos Nacionales de Igualdad, como el Conadis, el Consejo de Movilidad Humana, y de todos ellos nos aceptaron dos Consejos de Igualdad y otros dos más nos han pedido información y están analizando la cantidad de observadores que quieren colocar. También se invitó a los ecuatorianos en el extranjero para que puedan hacer observación electoral fuera del país y a los exmiembros de la veeduría nacional que acompañó el proceso de postulación de candidaturas al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), de la que quedaron tres acreditados.

Para ser observador, ¿cuáles son los requisitos que se deben cumplir?

Están el Reglamento de Observación Electoral en el capítulo 2 y estos son: ser ecuatoriano, mayor de 18 años; estar en goce de los derechos políticos y de participación; no ser afiliado a una organización política porque se trata de una elección seccional; no estar enlistado en el proceso electoral como sujeto político, delegado; no ser servidor de la Función Electoral y estar habilitado como observador, lo que es que si ya si fue antes observador, haber cumplido con la presentación del informe, este incumplimiento inhabilita por dos procesos electorales. A los extranjeros pedimos como requisito extra haber residido de forma legal en el país al menos cinco años antes de la fecha de inscripción. Además, como documentos habilitantes pedimos copias del formulario de solicitud, cédula de identidad. Para las personas jurídicas los requisitos son mayores, se piden estatutos, entre otros requisitos que se pueden revisar en el artículo 6 del mismo reglamento.

Publicidad

¿Cómo es el trabajo y qué y pueden observar los ciudadanos que se acrediten para la próxima elección?

Son muy importantes para el proceso. Los observadores no solamente están el día de la elección observando la jornada, sino que son personas que acompañan el desarrollo de todo el proceso. Tanto los nacionales como los internacionales tienen facultada la observación en eventos previos a la jornada electoral, como el registro, sorteos que se han hecho para miembros de las Juntas Receptoras del Voto (JRV). Además observan la jornada según el enfoque que tenga la organización o el observador, hay gente que observa solo infraestructura de los recintos, otros, por ejemplo, cumplimiento de la normativa respecto a la votación de personas con discapacidad. También el artículo 177 del Código de la Democracia les faculta para observar la instalación de la junta, la revisión de documentos electorales, dialogar con candidatos o delegados, asistir al escrutinio y a centros de cómputo; pueden observar el sistema de transmisión de resultados, que es muy importante, impugnaciones, pueden dirigir denuncias, entre otras actividades que son muy importantes.

Estos informes o denuncias que generan los observadores, ¿cómo y quiénes los procesan?

Primero una denuncia puede ser emergente que se presenta ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) o ante el pleno del CNE, dependiendo de la gravedad de lo que estén denunciando. Por ejemplo, tenemos observadores que han denunciado campaña anticipada y el pleno dispone la observación de estos temas. Otros han denunciado ante el TCE a funcionarios electorales que no cumplen su trabajo, eso pasó una vez, no es algo común. Por otro lado, no se puede abrir un proceso por cada cosa, nos sirven los informes que ellos nos dejan que compilan todo lo que observan y nos hacen recomendaciones, sugerencias y hallazgos para que sean tomados en cuenta en próximos procesos. (I)