Alrededor de un centenar de casas, la mayoría construidas de ladrillos de barro, quedaron sepultadas la madrugada de este miércoles, aunque sin reportes de víctimas hasta el momento, tras una sucesión de 19 sismos ocurridos en las últimas horas en la provincia de Caylloma, en la región de Arequipa, en el sur de Perú.

“Todas las viviendas, al 100 % de adobe y piedra, han colapsado, y las viviendas de material noble están resquebrajadas, algunas se han caído, incluyendo lo que es el local de la municipalidad”, alertó el alcalde del distrito de Maca, Sixto Rojas, al medio local RPP, confirmando que el sismo más fuerte fue de 5,5 de magnitud en la escala de Richter.

Según el alcalde, son unas cien familias afectadas, pero no se cuantifica por el momento el número de desaparecidos o fallecidos.

“Nuestro Patrimonio Cultural que es la iglesia también se ha resquebrajado. Estamos esperando la ayuda del Gobierno Regional para que nos traslade maquinarias y carpas”, se lamentó Rojas. (I)