NOTICIAS

Publicidad

Talibanes imponen más restricciones a las mujeres, ahora tienen prohibido ir a parques

La decisión la tomaron por reiteradas violaciones a las normas en Kabul.

Prohíben el ingreso de mujeres a parques de Kabul. Foto: STRINGER

Publicidad

Continúa la restricción de derechos de las mujeres en Afganistán, esta vez la medida se ha dirigido a un espacio público como son los parques y jardines de Kabul.

A inicios de semana, los talibanes pidieron a los responsables de estos espacios que los cerraran para las mujeres, pese a que ya se habían instaurado horarios para que no se junten con los hombres.

“En numerosos lugares, las reglas fueron violadas”, justificó el miércoles a la AFP el portavoz del Ministerio de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio, Mohammad Akif Sadeq Mohajir.

Publicidad

Talibanes reprimen una protesta de mujeres que exigían trabajar

Además explicó no se respetaba el uso del velo que cubre la cabeza y cuello así como había mezcla entre hombres y mujeres.

La retirada de las tropas internacionales y el regreso al poder en agosto de 2021 ocasionó que los talibanes vuelvan a imponer radicales medidas como no acceder a la educación secundaria de mujeres y prohibición de viajar sola en su localidad.

“Necesitamos un lugar donde divertirnos, está en juego nuestra salud mental. Ya tenemos suficiente de estar en casa todo el día, estamos cansadas de todo esto”, se desespera Wahida, sin trabajo, igual que su marido.

Publicidad

Matrimonios arreglados

Las medidas restrictivas ha ocasionado que en las zonas rurales de Afganistán se retomen e intensifiquen los matrimonios arreglados.

Niñas de 13 años han sido obligadas a casarse ante la imposibilidad de ir a una escuela. “Lloré mucho y no dejé de decirle a mi padre que los talibanes iban a reabrir las escuelas para chicas”, contó Zainab desde la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán.

Publicidad

Mujeres en Afganistán abren biblioteca para hacer frente a las medidas impuestas por los talibanes

“Pero él me contestó que eso no iba a ocurrir y que era mejor que me casara y no estuviera en casa, sin hacer nada”, agregó.

Los matrimonios precoces son frecuentes en las zonas rurales de Afganistán donde la dote para la familia de la mujer es una fuente vital de ingresos.

Pero esta práctica tiene sus consecuencias y esto muchas veces implica un aumento de las tasas de mortalidad materna e infantil. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad