La oenegé Reporteros Sin Fronteras (RSF) pidió el viernes a la ministra británica de Interior, Priti Patel, que no extradite a Estados Unidos al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en interés de la libertad de prensa.

RSF y otros grupos de defensa del derecho a la información publicaron una carta abierta dirigida a Patel, cuya aprobación formal es necesaria para la entrega de Assange, instándola a “rechazar la solicitud de extradición del gobierno de Estados Unidos”.

También le piden que “actúe en interés de la libertad de prensa” y permita la inmediata excarcelación del australiano, de 50 años.

El miércoles, un tribunal británico emitió una orden formal de extradición de Assange para que sea juzgado en Estados Unidos, donde podría pasar toda su vida en prisión por la publicación a partir de 2010 en WikiLeaks de cientos de miles de documentos militares y diplomáticos estadounidenses secretos.

Publicidad

La ministra tiene ahora la palabra, aunque Assange aún puede apelar su decisión en un plazo de 14 días a partir del momento en que la anuncie.

Estados Unidos quiere juzgarlo por espionaje y podría condenarlo a hasta 175 años de cárcel si es declarado culpable.

Las oenegés aseguraron a Patel que, una vez en Estados Unidos, el fundador de WikiLeaks sería “incapaz de defenderse adecuadamente” en los tribunales, ya que la legislación estadounidense contra el espionaje no permite alegar interés público como defensa.

También consideraron probable que sea detenido en condiciones que “exacerbarían gravemente su riesgo de suicidio”.

Publicidad

“Su enjuiciamiento sentaría un peligroso precedente que podría aplicarse a cualquier medio de comunicación que publicara noticias basadas en información filtrada, o de hecho a cualquier periodista, editor o fuente en cualquier parte del mundo”, afirma la carta abierta.

Assange fue recluido en 2019 en la prisión londinense de alta seguridad de Belmarsh por violar su libertad condicional británica cuando en 2012 se refugió en la embajada de Ecuador en Londres para evitar ser extraditado a Suecia por cargos de violación que fueron abandonados desde entonces. (I)