Elementos de la Fuerza Naval de El Salvador incautaron 810 kilogramos de cocaína en la costa del país centroamericano y arrestaron a 3 suramericanos, informaron este viernes fuentes oficiales.

El presidente Nayib Bukele informó en su cuenta de Twitter que la droga, transportada en una embarcación “semisumergible”, está valorada en aproximadamente 20,250 millones de dólares.

“Honraré la memoria de mi amado esposo cada día por el resto de mi vida”, dice Claudia Aguilera, esposa de fiscal paraguayo asesinado en Colombia

Además envió un mensaje a los criminales internacionales donde les advirtió que no busquen problemas en su país.

Por su parte, la Presidencia señaló en un comunicado que fueron arrestados dos ecuatorianos y un colombiano, quienes viajaban en la embarcación y son los supuestos responsables del traslado de la droga.

Publicidad

Se prevé que el narcótico sea trasladado a tierra en los próximos días para los análisis correspondientes y que los capturados sean presentados a las autoridades judiciales para que se comience un proceso penal en su contra por tráfico de drogas.

La Presidencia apuntó que elementos de la Fuerza de Tarea Naval Tridente han decomisado “grandes cantidades” de cocaína en aguas del Pacífico salvadoreño entre 2021 y lo que va de 2022.

Destacó que el 3 y 14 de febrero pasados fueron decomisados 300 y 1.900 kilogramos de drogas, respectivamente, y que el pasado 4 de mayo la incautación fue de 800 kilos de cocaína y fueron capturados a seis mexicanos.

“El fiscal reconoció que es un mugrero su necropsia”: Padre de Debanhi Escobar muestra su furia ante la Fiscalía de Nuevo León y los califica de corruptos tras la filtración de la segunda necropsia

Las autoridades de seguridad de El Salvador incautaron en 2021 droga valorada en más de 270,9 millones de dólares, según el Gobierno.

Publicidad

De acuerdo con un informe de 2020 de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), el narcotráfico en Centroamérica y el Caribe contribuye a aumentar el ya muy elevado nivel de violencia en la región por la pugna competitiva entre los grupos criminales.

La JIFE insiste en que “las pandillas locales y los grupos delictivos internacionales siguen explotando” la región de Centroamérica y el Caribe “como zona de tránsito y ruta de reexpedición de las drogas procedentes de América del Sur y destinadas a los mercados de consumo de América del Norte y Europa”. (I)