La novena Cumbre de las Américas se celebrará en junio en Los Ángeles, anunció este martes el presidente estadounidense Joe Biden, que espera centrarla en “construir un futuro sostenible, resiliente y equitativo”.

Estados Unidos convoca a líderes de la región “para promover nuestro compromiso compartido con la prosperidad económica, la seguridad, los derechos humanos y la dignidad”, señala la Casa Blanca en un comunicado.

La Cumbre de las Américas es “el único” encuentro que reúne a los líderes de los países de América del Norte, del Sur y Central y el Caribe, añade.

“La capacidad de nuestras democracias para cerrar la brecha entre lo que prometemos y lo que cumplimos depende en gran medida de lo que hagamos juntos para mejorarlo”, afirmó la Casa Blanca, insistiendo en que los intereses de Estados Unidos “están indisolublemente ligados” a la suerte que corran sus “vecinos más cercanos en las Américas”.

En el texto Biden subraya el “profundo e histórico compromiso” de Estados Unidos con los pueblos de las Américas y con Reconstruir Un Mundo Mejor (Build Back Better World, B3W), una iniciativa del presidente para contrarrestar la nueva Ruta de la Seda china a base del desembolso de decenas de miles de millones para el desarrollo de infraestructuras. (I)