El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, asegura tener un ambicioso plan en favor de las familias y el medioambiente, pero este seguía bloqueado este viernes en el Congreso, privándolo de un éxito que esperaba antes del inicio en Glasgow de la COP26 sobre clima, que se desarrollará entre el 31 de octubre y 12 de noviembre.

El vasto plan bautizado Build Back Better (Reconstruir Mejor) es una promesa de campaña para transformar en una década la educación, la salud y la lucha contra el cambio climático.

“Sé que tenemos un marco económico histórico”, dijo Biden el jueves en un discurso a la nación desde la Casa Blanca, poco después de reunirse con los líderes demócratas del Congreso para tratar de generar acuerdos en el seno de su propio partido y lograr la aprobación del plan, al que se suma otro de infraestructura, según AFP.

El plan incluye beneficios fiscales para los particulares que se pasen a las energías limpias con el uso de paneles solares, energía eólica, o vehículos eléctricos, así como para las empresas, para fomentar el uso de energías verdes.

Publicidad

Es “un enorme paso adelante para alcanzar los objetivos del presidente Biden sobre el clima”, se congratuló Sheldon Kimber, de la firma especializada Intersect Power.

“Pero para concretarlos será necesaria una voluntad colectiva, un consenso social y la movilización del Gobierno y del sector privado”, resumió, al tiempo que deseó que el Congreso “encuentre la voluntad de votar” el paquete oficial.

La ley Build Back Better es objeto de difíciles negociaciones entre los demócratas desde hace meses, con diferencias entre moderados y progresistas sobre el monto total del paquete y el alcance de las reformas.

Biden recortó a la mitad sus ambiciones y llevó el monto de la iniciativa a 1,75 billones de dólares en diez años. El plan de infraestructura suma otros 1,2 billones.

Publicidad

Mientras, desde Latinoamérica también los líderes comienzan a hacer anuncios. El presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que presentará la estrategia climática del país hasta 2050 en la COP26, en donde pedirá más apoyo financiero de las naciones ricas para enfrentar este problema, según EFE.

En Glasgow, Duque intervendrá en la Cumbre de Líderes Mundiales, en la sesión plenaria y en el foro ‘Acción de los líderes sobre los bosques y el uso de la tierra’ y presentará la ‘Estrategia climática de largo plazo de Colombia’, denominada E2050, que establece una hoja de ruta para alcanzar la carbono neutralidad en el 2050.

Otros países como Israel también se han comprometido a alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono para 2050, en vísperas de la conferencia internacional sobre el clima.

En cuanto a los críticos de la falta de acción de los países, la activista sueca Greta Thunberg acudió en la tarde del viernes a una manifestación convocada en Londres por diversas organizaciones medioambientales para protestar contra la financiación a los combustibles fósiles.

Publicidad

En la protesta, que tuvo lugar frente a la sede central del banco Standard Chatered en la capital británica, participaron decenas de manifestantes de organizaciones ambientalistas como Climate Justice, Fridays for Future y Young Climate Warriors.

“Nos estamos manifestando en contra de Standard Chartered Bank, que es uno de los principales asesinos climáticos en todo el mundo, es uno de los principales inversores en minas de carbón y petróleo en África, Filipinas y América Latina”, declaró la activista mexicana Adriana Calderón.

A partir de este domingo, líderes mundiales y representantes de organismos e instituciones de todo el globo se reúnen en Glasgow para tratar de acordar medidas que permitan cumplir los objetivos climáticos marcados en el Acuerdo de París.

G20 antes de la cumbre climática

En tanto, los presidentes de Estados Unidos, Biden, y de Francia, Emmanuel Macron, sellaron este viernes su reconciliación durante el primer encuentro cara a cara en Roma tras la grave disputa por venta de submarinos a Australia, recoge AFP.

Publicidad

Los presidentes se reunieron en la sede de la Embajada de Francia ante la Santa Sede para una cita marcada por las sonrisas y los apretones de mano.

“Tenemos que mirar hacia el futuro”, lanzó Macron, al recibir al presidente Biden en la elegante residencia Villa Bonaparte.

Los dos líderes decidieron reunirse en la capital italiana con ocasión de la cumbre del G20, los días 30 y 31, y la conferencia COP-26 sobre el cambio climático a principios de noviembre en Glasgow (Reino Unido) a la que asisten en persona.

Los presidentes francés y estadounidense habían mantenido ya conversaciones telefónicas el 22 de septiembre sobre la crisis bilateral provocada por la decisión de Australia de renunciar al contrato con Francia y decidir comprar submarinos de Estados Unidos. (I)