India impondrá restricciones a la exportación de harina en un nuevo intento de librar a los mercados nacionales de la crisis mundial del trigo.

Las exportaciones de granos de trigo se redujeron fuertemente en mayo para apuntalar las reservas del país, a raíz de la escasez mundial y el aumento de los precios provocado por la invasión de Ucrania por Rusia.

La dirección general de Comercio Exterior anunció que los exportadores de harina necesitarán una aprobación previa del gobierno, para mantener la calidad y estabilizar los precios internos.

“Las interrupciones globales en el suministro de trigo y harina de trigo crearon muchos nuevos actores y llevaron a fluctuaciones de precios y problemas relacionados con la calidad”, indicó el regulador en un aviso emitido el miércoles.

Publicidad

India prohibió todas las exportaciones de granos de trigo sin la aprobación del gobierno en mayo, lo que provocó un aumento récord en los precios mundiales y la condena de otros países.

Conjuntamente, Rusia y Ucrania son responsables de casi una cuarta parte del suministro mundial de trigo, pero su guerra en curso perturba la cadena de suministro y causa una escasez mundial.

El trigo es el principal cultivo de cereales en India, segundo productor de ese grano más grande del mundo después de China.

India produjo 109 millones de toneladas de trigo el año pasado, pero solo exportó unos 7 millones de toneladas.

Una ola de calor en marzo y abril provocó una caída de alrededor del 5% en la cosecha de trigo, lo que generó temores de escasez en el mercado interno. (I)