La Oficina de Control de Activos Extranjeros (Office of Foreign Assets Control, OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos identificó y sancionó a cuatro personas que apoyan al régimen de Daniel Ortega Saavedra en Nicaragua, entre ellas una de las hijas del presidente y de la vicepresidenta.

Las personas a quienes se impusieron sanciones esta semana son Camila Antonia Ortega Murillo, coordinadora de la Comisión Nacional de Economía Creativa e hija del presidente nicaragüense Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo; Leonardo Ovidio Reyes Ramírez, presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN); Edwin Ramón Castro Rivera, diputado de la Asamblea Nacional de Nicaragua (ANN); y Julio Modesto Rodríguez Balladares, general de brigada del Ejército nicaragüense y director ejecutivo del Instituto de Previsión Social Militar (IPSM).

De acuerdo al documento que consta en el sitio web del Departamento del Tesoro de Estados Unidos el régimen de Ortega “ha socavado la democracia, perpetrado violaciones de derechos humanos contra civiles, promulgado leyes represivas con serias consecuencias económicas e intentado silenciar a los medios de comunicación independientes”.

Como resultado de la medida estadounidense, todos los bienes y participaciones en bienes de estas personas que se encuentren en Estados Unidos o que estén en poder o bajo el control de personas estadounidenses quedan bloqueados y deberán ser reportados a la OFAC. Asimismo, quedan bloqueadas todas las entidades en las que el 50 % o más pertenezca, en forma directa o indirecta, a tales personas. Las reglamentaciones de la OFAC prohíben de manera general todas las transacciones de personas estadounidenses o que se realicen dentro de Estados Unidos (o que transiten por ese territorio) que involucren bienes o participaciones en bienes de personas bloqueadas o designadas.

“Las acciones del presidente Ortega perjudican a los nicaragüenses y hunden cada vez más al país en la tiranía”, expresó Andrea M. Gacki, directora de la Oficina de Control de Activos Extranjeros. “Resulta claro que el régimen de Ortega se propone seguir reprimiendo al pueblo nicaragüense. Estados Unidos seguirá exponiendo a los funcionarios que continúen desoyendo la voluntad de sus ciudadanos”.

La medida se adoptó conforme al Decreto Ejecutivo 13851, “Bloqueo de bienes de determinadas personas que contribuyen a la situación en Nicaragua”, está dirigida a personas que son funcionarias del Gobierno de Nicaragua o se han desempañado como funcionarias de ese Gobierno en algún momento a partir del 10 de enero de 2007. (I)