De acuerdo con datos de su equipo, este miércoles el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, va a destacar en un discurso que llegó el momento de “terminar la guerra más larga de Estados Unidos” con su plan de sacar las tropas de Afganistán, según extractos de sus palabras difundidos por la prensa y recogidas por AFP.

“Vamos a seguir apoyando al gobierno afgano”, pero “no vamos a seguir involucrados militarmente en Afganistán”, es el mensaje del mandatario demócrata que busca sacar a las tropas antes del 11 de septiembre, fecha en la que se cumplen 20 años de los atentados que propiciaron esta intervención.

En tanto, los talibanes amenazaron este miércoles con boicotear todas las negociaciones de paz para Afganistán y retomar sus ataques contra las tropas internacionales si Estados Unidos no retira sus efectivos antes de la fecha que había sido establecida antes, el 1 de mayo.

“Hasta que todas las tropas extranjeras no se hayan retirado completamente de nuestra tierra natal, el Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes) no participará en ninguna conferencia que tome decisiones sobre Afganistán”, aseguró en Twitter el portavoz insurgente Muhammad Naeem Wardak.

Publicidad

El principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, afirmó a Efe que retomarán los ataques contra las fuerzas internacionales si EE. UU. no cumple el histórico acuerdo alcanzado en Doha en febrero del año pasado, en el que se pactó la retirada completa de las tropas estadounidenses en 14 meses.

“Vamos a seguir los pasos prácticos de los estadounidenses y, si violan el acuerdo y no se retiran antes del 1 de mayo, sin duda nos veremos obligados a tomar acciones militares para trabajar por la libertad de nuestro país”, dijo Mujahid.

Según el acuerdo, que se alcanzó durante la presidencia estadounidense de Donald Trump, EE. UU. se comprometió a sacar todas sus tropas del país mientras que los insurgentes garantizaban que el territorio afgano no acogería a terroristas extranjeros ni serviría de base para cometer atentados contra otros Estados.

En la actualidad, la OTAN mantiene en Afganistán una misión de asesoramiento, entrenamiento y formación de las fuerzas de seguridad locales con 9.592 efectivos. Estados Unidos aporta 2.500 militares y el resto se distribuyen entre miembros de la Alianza y socios de la organización, como Georgia. Alemania ya ha asegurado que sincronizará su salida del país con la de Washington.

En una reunión de este miércoles la OTAN también indicó que comenzará a retirar sus tropas de Afganistán el 1 de mayo, según EFE.

La advertencia de los talibanes llega un día después de que Naciones Unidas, Turquía y Catar convocasen una conferencia por la paz en Afganistán, que tiene previsto celebrarse en la ciudad turca de Estambul entre el 24 de abril y el 4 de mayo.

Rusia, de su lado, estimó que retrasar hasta septiembre la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán podría provocar una “escalada”, ya que Washington estaría revocando su acuerdo con los talibanes.

Aunque los talibanes todavía no habían confirmado su participación en el evento, se esperaba que se sentasen a la mesa junto al Gobierno afgano para acelerar las estancadas conversaciones de paz intraafganas en curso en Doha.

Estas conversaciones de paz comenzaron el 12 de septiembre, sin embargo, tras siete meses de reuniones no han logrado avances significativos. (I)