Afganistán sigue siendo un país ocupado luego de casi 20 años del atentado del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, que fue el argumento para entrar en el país de Medio Oriente para buscar a Osama Bin Laden.

Sin embargo, parece que eso acabará este año. El actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que todas las tropas de su país en Afganistán serán retiradas antes del 11 de septiembre de este 2021, para poner fin a la guerra más larga en la que ha estado involucrado el país.

La retirada -que será cinco meses después de lo previsto- se produce después de que Biden llegara a la conclusión de que Estados Unidos puede completar el proceso antes del 11 de septiembre, indicó este martes un alto funcionario, bajo condición de anonimato, informa AFP.

El alto cargo advirtió, sin embargo, a los talibanes de que habrá una “respuesta contundente” en caso de que ataquen a las tropas al salir.

Publicidad

El mandatario demócrata anunciará el miércoles que todas las fuerzas estadounidenses, en coordinación con las de los aliados occidentales, dejarán a solo un personal limitado para vigilar las instalaciones diplomáticas de la potencia norteamericana, afirmó el funcionario.

Biden no supeditará la partida a las condiciones sobre el terreno, donde crecen los temores de que los talibanes puedan obtener importantes victorias frente al gobierno apoyado internacionalmente de Kabul.

Esto, debido a que la fecha inicial para el retiro era el 1 de mayo y los talibanes advirtieron que habría consecuencias si se pasaba de esa fecha.

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, convocó a una reunión este miércoles para tratar el futuro de la misión de los países que conforman la alianza que está en el país y es liderada por Estados Unidos.

El expresidente Donald Trump también favoreció la partida de las tropas y alcanzó un acuerdo con los talibanes en febrero de 2020 por el que las fuerzas estadounidenses se irán del país antes de mayo de 2021 a cambio de la promesa de los insurgentes de que no apoyarán a Al Qaida y a otros extremistas, que es lo que motivó la invasión original de 2001.

La OTAN mantiene 9.600 soldados en Afganistán actualmente, de ellos 2.500 son estadounidenses, cuyo número ha bajado por la retirada de tropas en los últimos años.

Publicidad

Esto se anuncia mientras el gobierno afgano y los talibanes siguen las conversaciones para un acuerdo final que permita una gobernabilidad en el país.

Un informe de evaluación de amenazas publicado este martes por el director de la inteligencia nacional de EE. UU. señaló que los talibanes están “confiados de que pueden lograr la victoria militar”.

Turquía acogerá una conferencia de paz internacional sobre Afganistán en Estambul del 24 de abril al 4 de mayo. (I)