Medio Oriente sigue siendo una zona de conflicto y parece que las potencias quieren, al menos, cambiar eso en Afganistán.

Rusia, Estados Unidos, China y Pakistán, un grupo conocido como la “troika ampliada” para el arreglo en Afganistán, abogaron este jueves por acelerar “sin demora” el diálogo de paz dentro del país.

“Llamamos a los miembros de las negociaciones intraafganas a iniciar sin demora el debate acerca de las cuestiones fundamentales de la resolución del conflicto, incluidas las bases del futuro Estado pacífico y estable de Afganistán”, indica un texto conjunto de los representantes de estos países luego de una reunión con personas del Gobierno afgano y del movimiento talibán, en Rusia. También estuvieron presente representantes de Catar, país sede de las negociaciones oficiales.

El presidente del Consejo Superior para la Reconciliación Nacional (HCNR), Abdullah Abdullah, confirmó que las autoridades afganas están “listas para conversar sobre cualquier asunto, sobre todo si permite alcanzar la paz”.

Publicidad

El objetivo final es sacar adelante unas negociaciones que terminen en un acuerdo de paz para poner fin a más de cuatro décadas de guerra, contando desde la invasión soviética

Días antes el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, había dicho que Washington busca que los talibanes y el Gobierno afgano acepten alguna forma de reparto del poder.

Además, EE. UU. ha pedido a la ONU convocar una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de los países vecinos de Afganistán, que incluiría especialmente a Irán.

La siguiente reunión para avanzar en el proceso de paz en Afganistán se celebrará en abril en Estambul, según anunció recientemente el ministro turco de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, publica Efe.

Esas conversaciones se adelantan a la fecha límite del 1 de mayo para que Estados Unidos retire sus tropas de Afganistán, una fecha fijada por la administración del expresidente Donald Trump y que el nuevo presidente Joe Biden dice que será “difícil” de cumplir, según AFP. (I)