Una vez que entró en vigor el pasaporte europeo oficial de vacunación, el pasado jueves 1 de julio, ese documento, que podría facilitar los viajes dentro de la Unión Europea, podrán obtenerlo solo las personas que hayan sido vacunadas con uno de los cuatro preparados inmunizantes aprobados para su uso en el bloque comunitario.

La Unión Europea ha aprobado hasta el momento la aplicación de las vacunas Pfizer-BioNTech, Moderna, Oxford-AstraZeneca y Johnson & Johnson, pero no la rusa Sputnik V ni las chinas Sinovac y Sinopharm.

De otro lado, no es obligatorio, pero pueden aceptarse personas con vacunas utilizadas en la UE (Sputnik V en Hungría) u homologadas por la OMS (Sinovac y Sinopharm).

En ese sentido, mientras que Alemania, Italia y Francia son algunos de los territorios que solo aceptan viajeros inmunizados con los cuatro biológicos aprobados por la EMA. Otros países como España, Suiza y Grecia permiten la entrada a todas las personas vacunadas con las dosis aprobadas por la OMS, incluyendo Sinovac.

Publicidad

Los viajeros pueden consultar el sitio “Re-open EU” donde figuran las condiciones en diferentes países europeos.

Pero la propuesta añade que los Estados miembro tienen la opción de aceptar también certificados de vacunación expedidos en relación con otras vacunas autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ojo a viajeros ecuatorianos

En este caso, Sinovac y Sinopharm, que han sido administradas en varios países de América Latina como Argentina, Chile, Colombia, Perú y Ecuador, fueron aprobadas para uso de emergencia por parte de la OMS.

El consulado de España en Quito ha asegurado que su país sí acepta a viajeros desde Ecuador que acrediten estar vacunados al menos 14 días antes, ya sea con vacuna Pfizer, AstraZeneca y Sinovac, que son las aplicadas hasta el momento en Ecuador.

Sin embargo, la vacuna rusa Sputnik V, aplicada principalmente en Argentina y México, no ha sido aún regulada por el organismo multilateral. A pesar de ello, países como Grecia la contemplan dentro de su plan de ingreso al país.

Aquí se puede consultar por país la información de viajes hacia los países de la Unión Europea.

Publicidad

La Unión Africana se refirió a una posible discriminación de viajeros africanos. En India, el productor del preparado de AstraZeneca, el “Serum Institute of India”, se esfuerza por lograr una rápida aprobación de la EMA. Sin embargo, ambos hechos son exagerados, ya que en la UE no se necesita ni un pasaporte de vacunación ni una aprobación de la vacunación con “Covishield”.

Lotería para viajeros de terceros países

Toda persona vacunada fuera de la UE con “Covishield” puede ingresar a la UE, ya que los países miembros del bloque pueden, según las normas vigentes, reconocer cualquier vacuna que haya sido aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como necesaria para la entrada. De acuerdo a Deutsche Welle eso fue confirmado por el portavoz de la Comisión Europea, Adalbert Jahnz, en Bruselas: “Eso se puede aplicar a otras vacunas que figuran en la lista de la OMS”.

En dicha lista de la OMS no solo aparecen las cuatro vacunas usadas en Europa, sino también “Covishield” y la versión de AstraZeneca producida en Corea del Sur, llamada “SK Bio”. La OMS reconoce, además, las vacunas “Sinopharm” y “Sinovac”, de China, y diversas variaciones de los preparados de BioNTech-Pfizer, Moderna y Janssen (Johnson & Johnson). Esas vacunas pueden ser registradas en la cartilla amarilla de vacunación de la OMS, pero no están aprobadas en todo el mundo para su uso, sino que poseen solo licencias regionales.

Christian Wigand: “Recibimos muchas consultas de todo el mundo”.

¿Todo puede ser, nada tiene que ser?

“Existe la posibilidad de que personas de terceros países obtengan un certificado de vacunación de la UE si pueden comprobar que han sido vacunadas con un preparado que figure en la lista de la OMS, que sea relevante para el Estado miembro de la UE al que viajan”, dijo al respecto Christian Wigand, de la Comisión Europea.

Los 27 países miembros de la UE tienen, por tanto, la posibilidad de aceptar preparados de la lista de la OMS y de emitir un pasaporte de vacunación. Pueden hacerlo, pero no tienen la obligación de hacerlo. Esta normativa de la UE es una recomendación, no una ley.

Para viajeros de Asia, Sudamérica o África no es necesario contar con un pasaporte de vacunación de la UE, sino solo con un certificado del país de origen que sea reconocido en el país al que se quiere entrar. Es decir, que puede ser que, por ejemplo, una ciudadana india vacunada con “Covishield” pueda entrar a Chipre, pero no a Alemania.

Normas confusas

La Comisión Europea admite que estas normas son difíciles de comprender y que las autoridades fronterizas y administrativas de los Estados miembros deben clarificar su interpretación. Por eso, tres comisarios de la UE escribieron hoy una carta a los 27 gobiernos del bloque para que, en lo posible, unifiquen las reglas de las “Recomendaciones de ingreso” y tomen menos medidas en solitario.

No es una vacuna de segunda clase: Covishield en Kenia, distribuida por la iniciativa de vacunación de la ONU Covax.

El certificado europeo de vacunación del COVID-19 fue aprobado por el Parlamento Europeo

Sputnik V no es reconocida por la UE ni por la OMS

La vacuna rusa no está aprobada en la UE, ni figura en la lista de la OMS. Es decir, que un certificado de vacunación con ese preparado en un tercer país no puede ser presentado para ingresar a un país de la UE.

¿Qué otras vacunas son permitidas o no en la UE?

La confusión no solo se da en torno a las vacunas de AstraZeneca de India, distribuidas en más de 100 países a través de la iniciativa Covax, sino también con respecto al suero de BioNTech-Pfizer, desarrollado en Alemania. En Europa solo es reconocida la marca “Comirnaty” de BioNTech-Pfizer, usada en Europa. En Canadá, por ejemplo, la vacuna de BioNTech-Pfizer es registrada con ese nombre en el certificado de vacunación, no como “Comirnaty”, lo que da lugar a confusiones y representa un callejón burocrático sin salida.

Los ciudadanos de Estados Unidos no tienen ese problema: EE. UU. está, entretanto, en la “lista verde” de la UE. Para ingresar a la UE, los estadounidenses solo necesitan un test PCR negativo. No es necesario portar un certificado de vacunación, pero se lo puede mostrar si se prefiere. Sin embargo, EE. UU. deja ingresar a europeos vacunados solo en contadas ocasiones.

La vacuna europea “Vaxzeria”, de AstraZeneca, se exporta a varios lugares del mundo, entre ellos, a Canadá, Gran Bretaña, México y Chile. Las personas que han recibido esa vacuna pueden incluso obtener un pasaporte de vacunación electrónico en el país de la UE al que quieren entrar. La cuestión es si se podrá demostrar eso, y cómo, si en el certificado de vacunación nacional no figura el nombre exacto de “Vaxzeria”.

¿Qué pasa con los Balcanes?

La Comisión Europea anunció la semana anterior que iba a responder lo más rápido posible a todas las preguntas relacionadas con la validación de las vacunas en el ingreso de viajeros. “Tenemos que verificar para qué países será posible el ingreso”, dijo Christian Wigand, de la CE, en Bruselas. Llegan múltiples consultas desde los países del Báltico Occidental porque muchos allí tienen familiares en la UE.

De acuerdo a la Deustche Welle, en la UE sigue prohibido aún el ingreso de turistas desde la mayoría de los países del mundo, estén vacunados o no. Pero se planea levantar esas restricciones lo antes posible, según se desarrolle la pandemia en los países de origen, según decidió la UE. Gran Bretaña, que ya no pertenece a la Unión Europea, sigue otro camino: para ingresar, incluso los vacunados deben presentar sin excepción un test negativo de COVID-19 y hacer cuarentena, sin importar qué vacuna recibieron. (I)