Pequeñas agrupaciones de camioneros manifestaban este martes en distintos puntos de Chile, con bloqueos parciales de rutas, por una serie de demandas, entre ellas mayor seguridad en los caminos, mejores condiciones laborales y una rebaja en el precio de los combustibles.

A la protesta no se sumaron los poderosos gremios de transportistas que el año pasado paralizaron durante varios días las principales rutas de Chile.

Gabriel Boric denuncia la violencia tras nuevo atentado en Chile

Carabineros, la Policía militarizada chilena, indicó que existen movilizaciones en autopistas y accesos en las norteñas localidades de Arica, Calama, Alto Hospicio, Copiapó y Coquimbo, asó como en las céntricas Rancagua, Parral, y Curicó.

También se protestaba en la localidad de Paine, en la entrada sur de Santiago, donde camioneros y conductores de grúas estacionaron sus vehículos ocupando parcialmente la ruta Panamericana, que cruza Chile de sur a norte, permitiendo el ingreso de transporte público y vehículos particulares pero no camiones de carga en su ruta hacia el sur del país.

Publicidad

La Policía detuvo hasta el momento a nueve personas en el marco de las manifestaciones, algunos por impedir la circulación de vehículos y otros por desórdenes públicos.

Los camioneros exigen mayor seguridad en las rutas, principalmente en la zona sur de Chile, donde son frecuentes los ataques y quemas de camiones que transportan material de las compañías forestales de la zona.

“Estamos levantando la voz, porque sentimos que todas estas grandes federaciones no son representativas”, afirmó Pamela Sáez, directora de conductores y pequeños dueños de camiones.

En la última década Chile ha visto una escalada de violencia con ataques incendiarios a predios, maquinaria y transporte de empresas forestales en las regiones de Biobío y La Araucanía, unos 600 km al sur de la capital, territorio del pueblo originario mapuche, la mayor etnia del país y que ha visto reducidas sus tierras ancestrales debido, entre otras cosas, a la expansión de la industria maderera.

Publicidad

También protestan por el alza en el precio del combustible y los costes de los peajes que existen a lo largo de Chile en las autopistas.

La ministra del Interior, Izkia Siches, pidió diálogo a los transportistas: Los “cortes terminan afectando a las personas y cadenas de suministros”, afirmó. (I)