Brasil es el país más afectado por la pandemia de coronavirus en la región, con más de 477.000 muertos y más de 17 millones de casos registrados.

La primera economía de la zona ha podido avanzar a vacunar con al menos una dosis a más de 50 millones de personas, cerca del 32% de la población.

De ese total, tan solo 23,4 millones de personas del gigante suramericano ya cuentan con el refuerzo y están completamente inmunizadas. En total, Brasil ya ha aplicado 74,5 millones de dosis, según EFE.

La primera vacuna se aplicó el 17 de enero en São Paulo, y desde entonces la campaña de inmunización en el país se ha realizado a cuentagotas, por la escasez de inmunizantes, ante la alta demanda internacional.

Publicidad

La vacunación también se ha visto afectada por la demora en la entrega de insumos básicos, provenientes de otros países, que impiden la fabricación regular de los dos principales inmunizantes que se fabrican en el país: el del laboratorio chino Sinovac y el del laboratorio anglo-sueco AstraZeneca.

Justamente sobre la de Sinovac ha surgido una nueva polémica, puesto que el diario O Globo indicó que ejecutivos del laboratorio le pidieron al Gobierno del presidente Jair Bolsonaro que no critique a China para así garantizar el cumplimiento de los contratos.

El mismo medio recuerda que Sinovac tiene un acuerdo con el prestigioso Instituto Butantan de Brasil para la producción de su vacuna CoronaVac, pero en las últimas semanas se ha retrasado un 25% el cronograma de envío del ingrediente activo que se usa en la producción.

La información se obtuvo en una reunión del pasado 19 de mayo en la sede del laboratorio en China, cuando el presidente de la firma, Yin Weidong, dijo que la relación con Brasil sería más fluida si cambiara su postura.

Dos semanas antes, Bolsonaro había dicho: “Es un virus nuevo, no se sabe si nació en un laboratorio o por algún humano que ingirió un animal inadecuado. Pero está ahí. Los militares saben que es una guerra química, bacteriológica y radiológica. ¿No estamos ante una nueva guerra?... ¿Qué país ha crecido más su PIB? No se lo voy a decir”.

Todo se ha conocido por la observación de los cables diplomáticos enviados por el embajador de Brasil en China, que han sido presentados en la Comisión de Investigación Parlamentaria (CPI) sobre la gestión del Gobierno ante la pandemia.

Publicidad

Esto también iría en contra de lo expresado por el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, y el excanciller Ernesto Araújo, quienes han repetido que las expresiones de Bolsonaro nunca han tenido ninguna repercusión en el acceso a las vacunas.

En tanto, según Queiroga, el objetivo es que toda la población vacunable del país esté inmunizada “antes de finalizar el año”.

Hasta el momento, ya han sido distribuidas en los 27 estados del país más de 105 millones de dosis de vacunas, y para esta semana se esperan 6,3 millones más de inmunizantes, entre los cuales, 2,3 millones son de la vacuna de Pfizer.

La previsión es que, en junio, el Ministerio de Salud reciba aproximadamente 40 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus. En mayo fueron distribuidas a todo el país más de 33 millones de inmunizantes, la mayor cifra hasta el momento. (I)