Mirey Martínez estaba feliz con el ingreso económico que recibía de su empleo, con el cual se podía chequear a través de la seguridad social. Ella trabajaba en una fábrica, específicamente en el departamento de control de calidad.

Tenía dos jefes, uno de ellos la comenzó a acosar. Ella se sentía incómoda. “Uno de los jefes se enamoró de mí y me molestaba demasiado”, dice Mirey, quien, a pesar que lo denunció por acoso laboral sexual, tuvo que dejar su trabajo.

Publicidad

‘Mi columna es torcida y tengo deformaciones en las manos’: profesional ecuatoriano con discapacidad ha tratado de conseguir ingresos vendiendo caramelos y ropa

Esta denuncia, cuenta, quedó ahí, no hubo una sanción para el acosador. “Al año (de eso) me enteré que lo botaron (del trabajo)”, relata.

Esta amarga experiencia la vivió Mirey hace ocho años, cuando tenía 46 años. Hoy tiene 54 años y desde entonces no ha podido conseguir un empleo formal. El motivo: su edad.

“Es muy fuerte porque un negocio provisional no es igual que un sueldo fijo”, dice Mirey, quien sobrevive limpiando casas y preparando comida mediante pedidos.

En Ecuador hay 305.840 actas de finiquito, es decir, personas que se sumaron al desempleo entre enero a abril de 2024 y 231.398 consiguieron trabajo en el mismo periodo, de acuerdo con las cifras del Ministerio de Trabajo publicadas en el sistema SUT.

Publicidad

¿Sabías que puedes recibir un seguro de desempleo en el IESS? Joven cuenta su experiencia y cómo cobrarlo en Ecuador

Mientras que la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (Enemdu) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) refleja que 291.597 personas se encontraban en el desempleo en abril de 2024 y hay 2,8 millones en el empleo adecuado.

¿Qué pasa con los mayores de 50 años?

Según un estudio de Adecco, las personas que pertenecen al grupo “mayores de 50″ no cuentan con políticas de inclusión en el 75 % de las empresas. Y además, de acuerdo con la investigación, las compañías consideran que este conjunto de personas son “obsoletas”.

“Porque las empresas prefieren talentos júniors para ahorrarse costos salariales; por discriminación; creen que las personas no son capaces de abrirse; porque las empresas quieren personas que se adapten a su modelo, no quieren saber si tienen experiencia”, dice el estudio como parte de las razones por las cuales no consiguen trabajo a esa edad.

Johanna Bósquez, máster en Dirección de Talento Humano, indica que este es uno de los escenarios que se está haciendo más visible con el paso del tiempo. Y que, a su juicio, puede convertirse en un acto de discriminación laboral.

‘He golpeado 200 puertas y todas se han cerrado. Tuve que vender mis muebles, ropa y hasta la casa’: la historia de un despedido en pandemia que aún no consigue empleo en Ecuador

“Hay varios factores que pueden dificultar que una persona de más de 50 años pueda ingresar a un trabajo bajo relación de dependencia, entre ellos, los prejuicios y estereotipos donde se tiene una percepción equivocada de que los trabajadores mayores son menos adaptables, menos innovadores y más resistentes al cambio, lo cual no siempre es cierto”, recalca Bósquez.

La también coordinadora de la carrera de Psicología Organizacional de la Universidad Internacional del Ecuador (UIDE), menciona que es real lo del estudio de Adecco sobre que estas personas con más experiencia esperan una remuneración acorde con sus años de experiencia y se convierte en un limitante para las organizaciones sobre todo las pequeñas empresas donde prefieren contratar a menor costo.

“(El contratarlos) crea estabilidad laboral y disminuye los índices de rotación de personal, además al tener gran experiencia se evita reprocesos y accidentabilidad laboral”, comenta Bósquez, como parte de los beneficios de este grupo.

Según mi sueldo, ¿cómo calculo lo que voy aportando al seguro de desempleo en Ecuador?

Para Sebastián Lima, director Business Solutions de Adecco Ecuador, hay otras razones que hacen difícil esa contratación, la cual también depende de la preparación.

“La falta de adaptación al cargo, el desarrollo de competencias tecnológicas, el dominio de otros idiomas, principalmente el inglés, que es un requerimiento básico en la actualidad para la mayoría de vacantes laborales. La facilidad de aprendizaje a nuevos modelos y herramientas laborales en el mercado”, detalla Lima y añade que es evidente que hay compañías sin políticas inclusivas y con sesgos generacionales.

Economía ecuatoriana no crece, ni genera suficiente empleo, peor para este grupo, sostienen expertos

La proyección del Fondo Monetario Internacional (FMI) es clara. En el informe de Perspectivas de la Economía Mundial menciona que la economía ecuatoriana crecerá apenas un 0,1 % en 2024 y para el siguiente año habrá una leve recuperación con un 0,8 %.

Escenario que no es aislado para quienes aún no encuentran un trabajo formal y se endurece para el grupo etario al que pertenece Mirey.

Según Bósquez, la falta de regulación, un mercado afectado y la informalidad están entre los motivos locales más fuertes y detalla otros:

  • La economía ecuatoriana está en gran medida orientada hacia los sectores como la agricultura, la construcción y el comercio informal, donde la preferencia al momento de contratar es para la gente joven y físicamente activa por las actividades a desempeñar.
  • Las regulaciones laborales en Ecuador pueden hacer que los empleadores perciban la contratación de trabajadores mayores como un riesgo financiero debido a los beneficios laborales y las obligaciones asociadas a la edad y la antigüedad.
  • Otro factor es que los trabajadores mayores no tienen acceso a programas de capacitación y actualización de habilidades que les permitan mantenerse competitivos en el mercado laboral que se mantienen en constante cambio.
  • Una gran parte de la economía ecuatoriana es informal. En este sector, las oportunidades para los trabajadores mayores pueden ser limitadas, y menos seguras, lo que dificulta la búsqueda de empleos estables y bien remunerados.

¿Cuáles son las ciudades del Ecuador que generan más empleo adecuado?

Contactos y habilidades

Para Bósquez, la demanda de habilidades específicas, para ciertos puestos de trabajo como las tecnológicas y digitales, ha crecido rápidamente y pone en aprietos a los mayores de 50 años.

“Los trabajadores mayores que no han tenido la oportunidad de adquirir estas habilidades pueden verse en desventaja frente a candidatos más jóvenes y con formación reciente”, dice.

¿Es Ecuador un país de ‘palancas’ o ‘padrinazgos’?

Además, indica que, en muchos casos, esa búsqueda de empleo se basa en redes de contactos personales o recomendaciones: “Las personas mayores pueden tener redes menos activas o actualizadas en comparación con los más jóvenes, dificultado su acceso a nuevas oportunidades laborales”.

¿Los trabajadores mayores realmente son menos productivos?

El estudio de Adecco muestra que, para la mayoría de las personas, la capacidad física y mental disminuye después de los 30 años. Sin embargo, el conocimiento y la experiencia suelen seguir aumentando, incluso después de los 80.

“De todas formas, la falta de datos y la complejidad de cuantificar el desempeño individual pueden generar percepciones erróneas sobre las capacidades y el potencial de los trabajadores mayores”, resume el estudio.

¿Buscas trabajo? Estas son las habilidades que más buscan los reclutadores en Ecuador

En tanto, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) descubrió que una empresa con un 10 % más de empleados de 50 años es un 1,1 % más productiva.

Entonces, tener un número relativamente menor de trabajadores jóvenes (menos productivos) representa la mitad del aumento de la productividad (efecto directo) y la otra mitad (efecto indirecto) tiene que ver con el mayor número de trabajadores de más edad que complementan y mejoran la productividad entre los jóvenes y los mayores, explica la OCDE. (I)

También te puede interesar: