En enero de 2021 hubo 63.285 actas de finiquito y en junio del 2022 son 60.925. El promedio de sobre 60.000 actas se mantiene desde el 2021. Y se registran dos picos, tanto en 2021 como 2022, en los meses de marzo, que superan las 65.000 actas, según datos del Ministerio del Trabajo.

Ya en una revisión de periodos, solo en el primer semestre del 2021 hubo 354.125 actas a nivel nacional y en el del 2022 suman 375.581, es decir que hubo un incremento del 5,97 %.

Según expertos, hay tres razones que harán que esa tendencia se mantenga y crezca en los próximos meses.

Claudia Garzón, directora de la Academia de Expertos (centro de enseñanza), menciona que el incremento del salario básico unificado de $ 400 a $ 425 hizo que se reduzca la contratación formal. “Y esto te lleva a prescindir de ciertos trabajadores”, apunta.

Publicidad

A casi dos años de la Ley Humanitaria, aún se registran despedidos por fuerza mayor o caso fortuito en Ecuador

Garzón indica que hay una segunda razón y que es muy poco conocida. “Cada vez (las empresas) cuentan con menos recursos financieros para sostener los gastos fijos del negocio y debido a eso lo que hacen es desistir de una contratación indefinida o estable y contratar personas bajo freelance o prestadores de servicios mediante factura”, explica.

De acuerdo a la experta, se observa más esta dinámica en contadores, abogados, especialistas de talento humano y relacionistas públicos. “Antes eran de plantilla y ahora son prestadores de servicios. Y eso es una preocupación constante porque la contratación fija es la que permite acceder a beneficios como préstamos a largo plazo”, indica.

Estos beneficios son, por ejemplo, tener un crédito en el Biess, aportar a la Seguridad Social para acceder a la atención médica y en un futuro a una jubilación.

¿Cuáles son las ciudades del Ecuador que generan más empleo adecuado?

Alejandro lleva un año y medio prestando sus servicios como relacionista público para marcas institucionales. Asegura que ahora gana más, pero sí lamenta que no tenga aportaciones al IESS y por ende no puede acceder a créditos.

Publicidad

“Hasta el momento lo he visto satisfactorio porque gano el triple de lo que se puede ganar en una institución privada y manejo mis tiempos. Lo único que veo como desventaja es no aportar al IESS”, expresa, y agrega que sí le gustaría estar enrolado.

“Esta es una situación de desempleo que atemoriza y cada vez se vuelve una realidad más latente”, enfatiza Garzón.

Marzo se ha convertido en dos años consecutivos en el mes con más actas de finiquito. En 2021 hubo 65.627 y en marzo de este año 69.782.

Este es el artículo laboral de la Ley Humanitaria, sobre vacaciones, que dejó de aplicarse desde junio en Ecuador

Según el analista económico Jorge Calderón, se debe a la finalización de contratos de temporada. Y así lo revelan las cifras, 48.889 actas por la conclusión de obras, período de labor o servicios objeto del contrato. Este motivo de salida está por debajo del acuerdo entre las partes con 236.692 actas en 2022.

Publicidad

Calderón también coincide con Garzón en que la tendencia de crecimiento en actas de finiquito continuará y una tercera razón es la incertidumbre que generó el paro nacional.

“Los próximos tres meses serán una pausa en inversiones, en contrataciones porque lo que consiguió la Conaie es eso, un descanso. Vamos a ver qué pasa si el Gobierno cumple con las expectativas de la Conaie y muchas empresas van a estar aguantadas a hacer nuevas contrataciones hasta finales de septiembre o inicios de octubre”, señala Calderón.

El analista económico cree que esta pausa se reflejará más en la Sierra centro, donde se vio afectada por las paralizaciones, al igual que Quito, ubicada en el norte.

De acuerdo a los datos del Ministerio del Trabajo, de enero a junio de 2022 hubo 118.329 actas de finiquito en Guayas; 114.502 en Pichincha; 22.432 en Azuay; 19.228 en Manabí; 16.176 en El Oro; 8.577 en Tungurahua y 8.675 en Cotopaxi.

Publicidad

La mayor concentración está en el sector de la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca con 67.006 actas; seguido del comercio con 52.502.

Del sector de la construcción también surgieron 41.876 actas, del sector industrial 41.743 actas, actividades de servicio administrativo 34.882 y profesionales 24.332.

“Hay muchos factores que están afectando al país y causan el desempleo. Todo es una cadena, el hecho que exista desempleo incrementa la delincuencia. El no tener acceso a la educación. Entonces, la falta de recursos hace que no exista inversión en las mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas), que son el tejido empresarial. Si están afectadas, cómo podemos pensar que va a incrementar el empleo”, expresa Garzón.

Ella considera que deberían incrementarse los créditos para ese sector y que se den las reformas laborales para aquellos que no tienen una fuente de ingresos.

Posibilidad de dos códigos laborales en Ecuador, propuesta de Guillermo Lasso, genera criterios legales divididos

Con esto coincide Calderón, quien menciona que se está demorando la propuesta gubernamental del nuevo Código.

“También hay que tomar en cuenta que muchos temas pasan por la Asamblea. Entonces, sea reforma o un nuevo Código creo que con el actual panorama es difícil”, comenta Calderón.

Más de 1.000 actas se registran por muerte del trabajador o incapacidad permanente en 2022

Son 1.096 actas de finiquito registradas por muerte del trabajador o incapacidad permanente entre enero y junio del 2022, según cifras del Ministerio del Trabajo. Este es el séptimo motivo de salida dentro de las catorce causas.

En primer lugar se encuentra el acuerdo entre las partes con 236.692; seguido por la conclusión de la obra, período de labor o servicios objeto del contrato con 48.889 actas y por las causas legalmente previstas en el contrato con 39.656.

Abra su perfil en LinkedIn y haga una buena hoja de vida: los ‘cazatalentos’ están de vuelta

Con una diferencia de más de 15.000 actas se encuentra la terminación dentro del periodo de prueba con 24.076; después por despido intempestivo con 16.179 y por desahucio con 7.469.

Por debajo de las 500 actas de finiquito está por la muerte o incapacidad del empleador o extinción de la persona jurídica contratante con 468; por voluntad del empleador previo visto bueno 460 y por caso fortuito o fuerza mayor 417.

Hay otros tres motivos de salida muy poco comunes como la terminación del contrato antes del plazo convenido con 124 actas, por voluntad del trabajador previo visto bueno con 52 y por ser asumidos por otro empleador en aplicación del Mandato Constituyente n.° 8 con tres actas. (I)