Lo que empezó como un hobby terminó siendo la fuente de ingreso de Matilde Paulson de Casal por más de 20 años en Guayaquil.

A ella le gusta hacer bocaditos, sánduches de atún, pollo, bolitas de carne, entre otros. Lo hacía en reuniones familiares o para pasar un buen momento.

Hasta que decidió convertirlo en un negocio tras escuchar buenos comentarios de sus preparaciones. Y fue así que en 1996 crean a D’Matilde enfocado en la venta de bocaditos de sal y dulce para eventos sociales.

Del páramo a un centro comercial, así se cumplió el sueño de un grupo de emprendedores en Ecuador

El primer local abrió en Urdesa, en la avenida Las Lomas. Luego de unos años se cambiaron a Víctor Emilio Estrada y Dátiles, sitio tradicional y muy concurrido.

Publicidad

Pero el negocio no creció solo. Paulson, de 67 años, tiene dos hijas involucradas en el mismo. Matilde Casal, de 46, que se unió primero y luego Diana Casal, de 42 años. Ambas son las administradoras.

En pandemia, D' Matilde abrió un local en Samborondón. Foto: Cortesía Diana Casal.

“A mi mamá siempre le ha gustado cocinar, hacer bocaditos, sánduches y siempre fue lo que ella quería hacer, ha sido su pasatiempo y lo vio como un negocio porque la gente se lo pedía. Yo me comencé a involucrar hace nueve años”, dice Diana Casal.

Ella tuvo la dicha de ver la segunda apertura en Samborondón en 2020, unos meses después de empezar la pandemia COVID-19. Ese año registraron un 60 % de menos ingresos a comparación con el 2019.

Estas son las ideas de negocios que se perfilan para el 2022 en Ecuador

Y aunque se lanzaron con ese nuevo punto de venta en un año complejo para el país, no se desanimaron y es cuando decidieron innovar sus productos. Ya no solo eran los tradicionales bocaditos de sal y dulce sino que incorporaron copas mexicanas, dips de champiñones, camarón, salmón y así lograron sumar más de 200 diferentes productos.

Publicidad

Diana aún recuerda aquellos meses complejos y cómo mejoró la situación en el 2021. “El 2020 nos golpeó bastante fuerte. Para las fechas fuertes como Navidad, fin de año normalmente hacemos menús, y ahora hicimos para cinco personas porque ya no se reunía la familia entera y eso nos ayudó a salir adelante, aunque el año lo terminamos en contra. El 2021 también fue apretado”, señala y agrega que en 2021 incrementaron en un 40 % sus ingresos a comparación el periodo anterior.

Y a esto se sumó otro reto para el negocio familiar: vender los productos por canales digitales. Según Diana, esa transición fue difícil, pero no tenían otro camino.

Así ha crecido el sector de ‘delivery’ en Ecuador; alistan aperturas y nuevos servicios

Y gracias a ese reto, D’ Matilde no solo creó audiencia en redes sociales sino que llegó al supermercado La Española y en algunas tiendas de conveniencia en gasolineras de la ciudad.

“En noviembre y diciembre de 2021 nos fue superbien y en enero de 2022 (bajó esa demanda por el aumento de contagios) fue complejo, pero tratamos de seguir adelante”, apunta Diana y agrega que una propuesta mejoró el panorama.

Publicidad

Se trata de la apertura de una nueva cafetería en las oficinas de la compañía BMI, en el Parque Empresarial Colón, al norte de la ciudad. Allí atienden al personal de esa empresa desde febrero pasado, pero además ofrecen el servicio de delivery, donde agregaron más opciones como ensaladas, bebidas, café y sus productos tradicionales.

El norte acoge otra 'ciudad' para empresas y comercios

“Es un nuevo giro, primera vez que nos metemos en cafetería. La gente de BMI se nos acercó que están interesados y nosotros nos encargamos de atenderlos. Es una línea que nos está interesando bastante... ha sido muy bien aceptado”, detalla.

Ese concepto, Diana espera replicarlo en otro sitio por ejemplo en vía a la costa. Consideran que ese espacio puede rendirles buenos resultados.

Además, están pensando en incursionar en productos congelados para ingresar a más supermercados y quieren empezar con la copa mexicana, la estrella de D’Matilde. Luego añadir dips, pasteles de carne, pollo, chorizo y demás.

Publicidad

Más empresas turcas a Ecuador y se concentran en e-commerce y en centros comerciales

Estos años en el mercado a Diana, a su madre Matilde y a su hermana le quedan claro que no pueden concentrarse en un solo aspecto. “Si no haces este tipo de giros dentro de tu mercado, si no haces algo novedoso, diferente, te estancas y ahí muere porque dejas de crecer. Y es necesario ponerse metas más altas para seguir”, expresa.

D’Matilde en Urdesa y Samborondón y D’Matilde Café emplean a catorce personas: ocho en cocina y seis en atención al cliente distribuidos en los tres locales.

La fuerte inversión colocada en 2022 con la cafetería esperan recuperarla en menos de un año y con eso seguir con su plan de expansión. (I)