La directora para las Américas de Human Rights Watch, Tamara Taraciuk, utilizó la red social Twitter para anunciar que @hrw_espanol está monitoreando la situación de Ecuador, donde un paro nacional que este 24 de junio de 2022 cumple 11 días, ha generado violencia y enfrentamientos. Incluso Human Rights Internacional (HRI) informó que cuatro funcionarios de la oenegé, que hace dos días llegaron a Quito para establecer un grupo de crisis y evaluar en campo la situación de los derechos humanos en el marco de la protestas, fueron víctimas de violencia y hurto en los alrededores del parque El Arbolito, en la capital.

Tamara Taraciuk pide comunicarse con ella a quien tenga información de casos de represión y violencia para ser documentados, pero también compartió tres llamados de Human Rights Watch a las autoridades:

  1. Respetar los principios de legalidad, proporcionalidad y necesidad en el uso de la fuerza.
  2. Investigar oportunamente delitos violentos cometidos por particulares y abusos policiales.
  3. Priorizar un diálogo genuino para solucionar los problemas estructurales que generan la movilización social.

Policías y militares despejaron el parque El Arbolito y la Casa de la Cultura, tras anuncio del presidente Guillermo Lasso de emplear el uso progresivo de la fuerza

Además condenó los incidentes de violencia y vandalismo cometidos “por particulares, que están muy lejos de ser un ejercicio legítimo del derecho a la protesta, amparado en el derecho internacional de los derechos humanos”.

Publicidad

Pero también señaló, en la red social, que es muy preocupantes la escalada de violencia por particulares y las denuncias de uso de fuerza indiscriminada por la policía en el Ecuador.

En su cuenta de Twitter, HRI denunció que las manifestaciones están tomando un rumbo diferente al de la lucha pacífica y la reivindicación de los derechos colectivos.

“En las últimas horas hemos verificado el uso por parte de manifestantes de armas de fuego, bombas molotov y armas blancas”, indicaron.


Publicidad