Los mapas de inundaciones costeras levantados con proyecciones realizadas por la organización internacional Climate Central muestran que ciudades como Guayaquil, en Ecuador, sufrirán graves inundaciones debido al aumento del nivel del mar de al menos un metro para el 2050 debido al cambio climático.

Sectores como los Guasmos, Puerto Marítimo, Trinitaria, Pradera, Kennedy, serán gravemente afectados. Las proyecciones realizadas por Climate Central fueron levantadas con grandes conjuntos de datos. “Estos mapas deben considerarse herramientas de detección para identificar lugares que pueden requerir una investigación más profunda del riesgo”, señala la organización.

Aunque aclaran que sus cálculos no se basan en simulaciones físicas de tormentas e inundaciones y no tienen en cuenta factores como la erosión, cambios futuros en la frecuencia o intensidad de las tormentas, inundaciones tierra adentro o contribuciones de lluvias o ríos, por lo que la realidad podría ser peor. Incluso, investigaciones como “Pérdidas futuras por inundaciones en las principales ciudades costeras”, publicada en la revista Nature, ubican a Guayaquil como una de las zonas más afectadas al 2050.

De hecho, dice que se tendrán más pérdidas económicas a causa de las inundaciones causadas por el cambio climático, en el hipotético caso de que no existan mayores variaciones en el nivel del mar. Las pérdidas, según el estudio, ascenderían a $ 2.813 millones anuales.

Lo grave es que, en los próximos 30 o 50 años, el nivel del mar ascenderá cerca de un metro por el calentamiento global. La marea podría llegar a 6 metros o más e inundará amplios sectores del sur, incluyendo los puertos, accesos al proyecto del Puente Sur”, afirma Carlos Luis Hernández, ingeniero civil que ha participado en obras grandes como la construcción del nuevo puente que conecta con Durán.

La mayor lluvia del 2021 en Guayaquil provocó afectaciones en 64 zonas, entre inundaciones, árboles caídos, canales rebosados y otros

Para proteger de una “gran inundación” a la ciudad se necesita que se empiecen a diseñar planes y estrategias para mitigar lo que se enfrentaría en 2050, indica el especialista. Añade que no se han tomado en serio todas las alertas internacionales que actualmente se están dando a nivel internacional. Además, al subir el nivel del mar el agua del río y el agua del estero que rodean la ciudad aumentarán su nivel de salinidad y las estructuras que se han construido en Guayaquil no están contemplando este factor.

Continentes como Europa están analizando opciones para ejecutar obras que mitiguen el impacto del cambio climático al 2050. Dos imponentes diques de 475 y 160 kilómetros respectivamente para “cerrar” el Mar del Norte se ubican como alternativa para proteger a unos 25 millones de europeos de la subida del nivel del mar y de las inundaciones. “Las predicciones hablan de un aumento de 10 metros del nivel del mar al 2050, en los escenarios más trágicos. Los superdiques son una manera de recordarnos que hay que actuar contra el cambio climático ahora. Si no hacemos nada, serán eventualmente la última solución”, advierte el oceanógrafo Sjoerd Groeskamp a diario El Mundo de España.

Aun con intensas lluvias y marea alta, las inundaciones en Guayaquil sí se pueden evitar, aseguran expertos. Estas son algunas sugerencias

Pensar en construir un sistema de muros para Guayaquil no debe ser considerado una locura, señala Hernández: “El derretimiento de los polos es un hecho y la subida del mar también. Debemos prepararnos”. (I)