Que el bolón bañado en aceite no sabe lo mismo que cocinado y dorado en el horno, dice Pamela, una joven universitaria que vive con sus padres en Guayaquil.

Ella afirma que está acostumbrada a comer, al menos, una vez al día algo frito: sea pescado, camarón, huevos, pollo, carne o chorizo. Aunque le gustan las ensaladas, dice que su familia tiene esa costumbre.

‘Es una tortura el olor a pan caliente en la mañana’: este popular alimento que se vende hasta en $ 0,20 en Ecuador, ¿puede sustituirse de la dieta?

“¿Es imposible no comerse un pescado frito con arroz y sin verdes o maduros fritos? No me voy a comer el pescado cocinado ni tampoco el arroz sin aceite. Peor que el verde esté asado. Es verdad que subió el precio del aceite, pero tenemos la mantequilla, la manteca y ahora este aceite popular”, cuenta Pamela.

Ya ha transcurrido más de un mes del incremento del aceite debido a la invasión de Rusia a Ucrania y el elevado valor de los fletes marítimos. Estos productos llegan a costar entre $ 2,50 hasta $ 5,99, de acuerdo a las presentaciones. Y también varía según el tipo, los de palma son más económicos, dentro de esa elevación, que los de girasol.

Publicidad

Según el INEC, el aceite vegetal fue uno de los productos que más incidieron en la categoría de alimentos y bebidas no alcohólicas en la inflación. Este representó el 0,2313 % de la inflación mensual de mayo pasado, que se ubicó en 0,56 %.

El aceite popular ya se vende en tiendas de barrio en presentaciones de $ 1

En ese contexto, hace pocos días se inició la distribución de un aceite popular por las empresas La Fabril, Danec y Ales, tras un acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG). Este aceite es 20 % más económico en comparación con los habituales.

Sin embargo, especialistas en nutrición recomiendan otras alternativas para cocinar los alimentos sin depender del aceite, que causa daños en la salud. Y hacen énfasis en los hábitos.

Por ejemplo, la nutricionista Lourdes Fariño dice que los ciudadanos ven a esta situación como un callejón sin salida porque “están acostumbrados a utilizar una gran cantidad de aceite hasta para freír proteínas e incluso añaden aceite al arroz”.

Publicidad

Criterio que comparten la médica nutrióloga Narcisa Zambrano y la licenciada en nutrición, dietética y estética Sussy Corral.

“El aceite lo hemos ganado como un mal hábito, no todo es freír. Lo que requiere el alimento es que esté cocinado, nada más”, explica Corral, y añade que el método es cambiar la forma de cocción.

Las tres expertas ven a este escenario como una oportunidad para cambiar prácticas alimenticias y también a ahorrar en ciertos productos.

Opciones sin usar aceite

1. Hervir

Las expertas aconsejan hervir los alimentos y aprovechar la propia grasa del pollo, carne, cerdo, entre otros.

Publicidad

“Si usted lo pone a fuego lento y lo tapa bien, se seca y se dora. Se fríe con su propia grasa y no está necesitando el aceite en gran cantidad”, explica Zambrano.

Corral indica que realizando una mezcla de especias hace que el sabor mejore. Y agrega que, con el arroz, solo basta agua y un poco de sal.

2. Al vapor

Esta es un técnica para que los vegetales queden crocantes, menciona Corral. Ella aconseja emplearla porque ayuda a que no se pierdan los nutrientes como ocurre al freír alimentos.

Por ejemplo, pollo con zanahoria, brócoli y pimientos.

Publicidad

3. Hornear

En esta alternativa para Fariño pueden cocerse las carnes sin aceite. Se pueden realizar estofados y guisos.

Además, afirma que para quienes no tienen cocina con horno, pueden usar el eléctrico de una sola parrilla. Asegura que también se cocinan bien las presas.

4. Parrilla

Para Corral, es una de las mejores maneras de cocción. Dice que el sabor ahumado le da un mejor “toque” a las comidas.

Lamenta que, por lo general, se emplee cuando se trata de festividades.

5. Air fryer

Las especialistas mencionan que esta alternativa es para quienes tienen el poder adquisitivo para comprarla. Aseguran que se pueden cocinar los alimentos rápido sin usar aceite.

“Seria una buena inversión porque la idea también es tener buenos hábitos alimenticios”, dice Fariño.

Opciones con poco aceite o manteca

1. A la plancha, en sanduchera o en waflera

Ante el aumento del precio del aceite, los ecuatorianos también buscan presentaciones más baratas o sustitutos como la manteca vegetal.

Para Fariño, no es ideal, pero si no hay otra alternativa, aconseja usarlo en pequeñas cantidades. “Si es esporádico no hay problema, pero si es a diario tendrá un impacto en la salud”, señala.

Otra manera de es un espray de aceite, dice Corral. “Pones tu chorrito de aceite y con eso rocías en tu fuente de calor”, manifiesta la experta.

Los alimentos pueden cocerse en una waflera, sanduchera, a la plancha o en lo sartén, que es lo más común.

“Recordemos que si usamos manteca debe ser un poquito y con eso hacemos todo el almuerzo. El problema también son los excesos, de querer bañar las comidas con aceite, manteca, mantequilla”, apunta Corral.

2. Sartén

Se puede usar la técnica del punto anterior, pero las especialistas además recomiendan mojar una servilleta con unas gotitas de aceite y pasarla por el sartén.

“Coges una servilleta, mojas un poquito con la manteca o el aceite. Lo que te aguantó en la servilleta es lo único que vas a usar. No más. Y así te acostumbras a no desperdiciar. Los cárnicos o carbohidratos se deja que se cocinen con el conducto del calor”, añade Corral.

Zambrano refiere que con el sartén también se realizan prácticas, sea con aceite o achiote, que no son necesarias. Y considera que se malgastan productos.

Al menos cinco impuestos pagan las personas naturales en Ecuador

“El famoso refrito que se hace con el achiote no es necesario porque si usted coge todos los elementos, los licua o los pica bien, cebolla, tomate, pimiento, etc., y lo pone a hervir y no necesita hacerlo de la otra manera porque en realidad ese color no le da sabor a su comida, ni el brillo del aceite, más bien es perjudicial. Lo está saturando más de lo que ya está y lo convierte en grasa mala”, argumenta Zambrano.

¿Cuál es la mejor opción?

De acuerdo a Corral, es el aceite de oliva extra virgen el adecuado, pero en pocas cantidades.

“Es un aceite para que dure meses. Siempre recomiendo invertir en buenos productos, pero es importante que se cuide la cantidad”, aclara.

En cambio, Fariño recomienda el aceite de coco, aunque resalta que ambos son costosos.

¿Qué daños causa en mi salud freír los alimentos?

Según Fariño, cuando los alimentos se humean al freírlos están llegando a temperaturas altas de manera rápida, lo que produce “bastantes radicales libres que son inflamatorios para el organismo”.

‘Cuando me sacaba una muela no podía comer guineo, porque era inconoso’. ¿Realmente existen alimentos inconosos?

Y es ahí cuando nace una enfermedad proinflamatoria, dice Corral, quien recalca que solo el omega 3 es antiinflamatorio.

Zambrano señala que al mantenerse en esa costumbre, hay exceso de calorías que elevan el colesterol malo, dañan las arterias y provocan una enfermedad cardiaca con el paso del tiempo. (I)