En el día 17 del paro de las comunidades indígenas y que mantienen cientos de representantes en Quito realizando protestas en las inmediaciones de la Casa de la Cultura y el Parque El Arbolito, el diálogo entre los representantes del Gobierno Nacional y los líderes de las organizaciones Conaie, Feine y Fenocin están en suspenso.

Tras la suspensión de las negociaciones en la Basílica del Voto Nacional de Quito, mientras el líder de la Conaie, Leonidas Iza, denunciaba amenazas, centenares de indígenas volvieron a la carga en Quito. En grupos se movilizaron por las calles y a su paso los comercios cerraron.

En la noche, manifestantes protagonizaron choques con la fuerza pública en el norte de la capital, y fueron incendiadas dos estaciones policiales en el sector de Calderón, en las cercanías de Quito.

El presidente de la Conaie señaló que la actitud del Gobierno ha impedido seguir con el diálogo que inició el lunes 27 de junio. Por ello, solicitó al presidente Guillermo Lasso retomar las conversaciones con el movimiento indígena, para ponerle fin al paro nacional. Al mediodía del martes, el mandatario acusó a Leonidas Iza, quien impulsa las manifestaciones por tiempo indefinido, de defender solo “sus intereses políticos”.

Publicidad

En tanto, la Asamblea Nacional no logró anoche los votos necesarios para destituir al presidente de la República, Guillermo Lasso. La moción fue presentada bajo la causal de “grave crisis política y conmoción interna” en el contexto de las protestas contra el Gobierno por la carestía de vida.