Una cláusula de confidencialidad impide a los abogados en Ecuador de Sebastián Yunda dar detalle alguno de la detención que vivió en Buenos Aires, Argentina, el hijo del alcalde cesado Jorge Yunda. Lo que sí se conoce es que la defensa ecuatoriana está en contacto, desde el mismo miércoles último que se dio la detención, con abogados de Argentina que tomaron el caso.

La noticia de que el hijo mayor del exalcalde de Quito fue localizado y detenido en Argentina la dio el Ministerio de Gobierno de Ecuador a través de un comunicado emitido la tarde del miércoles pasado.

Yunda Yunda era buscado en 194 países del mundo a través de una notificación roja publicada, el 12 de noviembre pasado, en los registros de la Interpol (Policía Internacional, por sus siglas en inglés), por pedido del juez penal de Pichincha Máximo Ortega, quien lleva el caso por asociación ilícita en el que son investigados Sebastián y siete personas más.

Celulares de Jorge Yunda y Sebastián Yunda serán periciados dentro del proceso por asociación ilícita

Una cooperación entre la Policía de Ecuador y la Policía Federal de Argentina permitió primero la ubicación y luego la detención del líder de la banda musical 4AM.

Publicidad

No se han dado detalles de la operación, pero se ha conocido que la acción contra Sebastián Yunda se dio antes de que él ingrese a un hospital en Buenos Aires, donde había tomado una cita para aplicarse una vacuna contra el COVID-19. Yunda permanecería detenido a órdenes de un Juzgado Correccional de Buenos Aires.

El presidente de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Iván Saquicela, confirmó que ya ha sido notificado por la Interpol respecto a la detención y ahora notificará al juez de la causa, es decir, Máximo Ortega, quien a su vez será quien debe pedir la extradición de Sebastián Yunda al presidente de la CNJ. Recién en ese momento Saquicela asumirá la competencia para el tema de la extradición.

El Ministerio de Gobierno señaló en su comunicado que el proceso de traslado de Sebastián Yunda se ha iniciado y se adelantaba que el detenido podría llegar al país dentro de “algunas semanas”.

La legislación argentina contemplaría que una persona no puede estar detenida por más de 60 días, pero para Saquicela ese sería un tiempo suficiente para que se justifique documentadamente que existe un proceso penal, un delito investigado y el requerimiento de un juez competente con la orden de prisión preventiva.

Publicidad

Abogados penalistas consultados creen que el proceso sí demorará, pues la notificación roja no es una orden de detención internacional sino solo un aviso de búsqueda. Lo que correspondería es que la justicia ecuatoriana envíe un pedio a Argentina con la fundamentación del caso para que se extradite a Sebastián Yunda y en ese momento se iniciará un proceso de extradición que incluiría audiencias y terminaría con una decisión del Estado requerido.

Según la Interpol, una notificación roja es una solicitud a fuerzas del orden de todo el mundo para localizar y detener provisionalmente a una persona en espera de su extradición, entrega o acción similar. Esta organización internacional aclara que una notificación roja es un aviso internacional sobre personas buscadas, pero no es una orden de detención internacional.

Fiscalía tras la pista de la ruta de los dineros movidos dentro del caso Sebastián Yunda; empresario habla de amenazas

Sebastián Yunda fue vinculado junto con su tío César Yunda a la investigación por el delito de asociación ilícita el 20 de septiembre pasado. Las vinculaciones llegaron solo días después de que se inició una instrucción fiscal contra Christian Hernández, exasesor de Jorge Yunda; Cinthya Puga, ya a ese momento exjefa de despacho del alcalde Yunda; Adrián Haro, exgerente de la empresa pública metropolitana EMSeguridad; la realizadora de eventos Pamela Novoa; la empresaria Nancy Gaibor y su esposo, el empresario chino-ecuatoriano Yinlong Wang.

Los ocho procesados son acusados por Fiscalía de ser parte de una estructura que tuvo acceso a información privilegiada y se benefició de dineros por contrataciones que estarían relacionados con el Municipio de Quito, durante la administración Yunda.

Publicidad

Al hijo mayor de Jorge Yunda inicialmente se le ordenó como medida cautelar que se presente periódicamente. Sebastián Yunda, a través de sus abogados, dijo que regresaría al país para cumplir con la medida, pero eso no sucedió. Ante el incumplimiento, la Fiscalía pidió la revisión de la presentación periódica y el cambio a una orden de prisión preventiva.

Con esos antecedentes, el 11 de octubre último, Ortega ordenó su prisión preventiva y no solo dispuso a la Policía Judicial que busque a Sebastián Yunda, sino también incluyó que se pida a Interpol que se integre a los seguimientos. El 20 de octubre pasado, el juez Ortega solicitó formalmente a Interpol que emita la notificación roja y el 12 de noviembre esa instancia confirmó que el nombre de Sebastián Yunda fue publicado en sus registros.

Yunda hijo salió del país desde el aeropuerto José Joaquín de Olmedo, de Guayaquil, en un vuelo de la aerolínea Copa con destino a Panamá, el 21 de marzo pasado, y luego Interpol tuvo información de que había ingresado a Bolivia.

El exsubsecretario de Relaciones Exteriores Carlos Estarellas entiende que de darse la colaboración de las autoridades argentinas, el traslado a Ecuador de Sebastián Yunda sería rápido y así el sistema de justicia ecuatoriano avanzaría con el procesamiento penal que existe. El experto en temas internacionales al ser consultado si un pedido de asilo a Argentina podría retrasar el traslado de Yunda a Ecuador explicó que ese hecho no procedería pues Sebastián Yunda no es un perseguido político, sino alguien que es procesado por un delito común.

El exalcalde Jorge Yunda, en cambio, cree que “una clase política” del país está persiguiéndolo a él y a su hijo. Luego de enterarse de la detención en Argentina, en su cuenta personal de Twitter Yunda escribió que su “hijo amado” no se ha robado “ni un solo centavo”, y advirtió que con él lo que quiera, pero con la familia no, “miserables”. (I)