Varios representantes del transporte en Pichincha han expresado su rechazo a la creación de un nuevo impuesto en la matriculación de los vehículos, que la Prefectura ha anunciado que será para rehabilitación y mantenimiento vial en las parroquias rurales.

La falta de comunicación de la ordenanza que entrará en vigor este 2022 y la situación económica, golpeada por la pandemia de COVID-19, son las principales razones para el rechazo por parte de los gremios.

La Ordenanza Provincial 19_CPP-2019-2023 fue aprobada el 7 de octubre de 2021. Edwin Herrera, director de Vialidad de la Prefectura de Pichincha, señaló que el equipo de comunicación tenía preparada una campaña a partir de mediados de enero. Sin embargo, la información no fue de conocimiento público hasta el 24 de enero, cuando los medios de comunicación difundieron la noticia sobre el nuevo pago.

Así serán los valores a pagar:

Publicidad

Tipo de vehículoTasa de matriculaciónValor a pagar
Vehículos particulares (50 %)$ 36,00$ 18,00
Transporte público y comercial (50 %)$ 41,00$ 20,50
Motocicletas (30 %)$ 31,00$ 9,30
Fuentes: ANT y Prefectura Pichincha

Carlos Brunis, presidente de la Unión de Cooperativas de Transporte en Taxis de Pichincha, dijo que nunca les dieron a conocer sobre la aprobación de esta ordenanza. “No estamos en contra de que se arreglen las vías, tampoco estamos cuestionando el tema de la competencia que tiene la Prefectura para aplicar esta tasa. Pero aquí hubo falta de respeto y comunicación, no nos permitieron participar en este asunto de interés público”, aseveró.

También informó que se reunirán en el parque El Arbolito, este jueves 27 de enero, para acudir a la Prefectura con un documento solicitando la derogatoria de dicha ordenanza. “No queremos que se suspenda, queremos que lo deroguen”, puntualizó Brunis.

Édgar Insuasti, gerente del Consorcio de Transporte Escolar de Pichincha, señaló que rechazan el pago de la nueva tasa. “Este es otro gasto, aparte del lamentable estado en el que está nuestro gremio, tuvimos una reactivación a medias y muchos vehículos de compañeros han sido retirados por no tener para pagar sus créditos con los bancos. Este será un nuevo beneficio para el Estado del cual no todos somos los beneficiados”, agregó.

Insuasti dijo que mantienen constantes reuniones con los dirigentes para analizar una posible movilización con las 6.500 unidades que forman parte del gremio de transporte escolar en el distrito metropolitano de Quito.

Publicidad

Para Darío Paladines, presidente de la Asociación de Motociclistas del Ecuador (Asomoto) y activista del sector automotor, el cobro de esta tasa es abusivo. “El parque automotor es extenso, son demasiados rubros que le cargan a un ciudadano, ya pagamos valores como la tasa de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), impuesto al rodaje, valor de la matrícula, el Servicio Público para Pago de Accidentes de Tránsito (Sppat) y la revisión técnica vehicular”, puntualizó.

También reprochó que esta medida no fue informada a la ciudadanía, pues también se enteró por los medios de comunicación. “Parece una jugada política, faltando un año para las elecciones seccionales”, añadió.

Brunis coincidió en que son demasiados rubros por pagar. “Los compañeros deben pagar servicio de operación, patente, licitaciones, esto aparte de todos los demás cobros por la matriculación”, enfatizó.

Los distintos gremios informaron que mantendrán reuniones constantes para tomar acciones más contundentes de no ser atendidos sus pedidos. (I)