La mañana de este martes 25 de enero de 2022 se registraron incidentes entre moradores de la parroquia de Pifo y agentes de la Policía Nacional, en los exteriores del relleno sanitatio El Inga, al nororiente de Quito.

De manera preliminar, los pobladores informaron que dos personas resultaron con heridas graves, después del enfrentamiento con la Policía. Desde el Cuerpo de Agentes de Control confirmaron un agente con una herida en la cabeza.

Los habitantes de las comunidades aledañas a este relleno (El Inga, El Belén, Itulcachi y Santa Ana) cerraron el paso de un carril de la vía E35, en sentido Sangonquí - Pifo como reclamo ante los fuertes olores y contaminación que desprende este lugar que recibe la basura de la capital.

Los moradores se apostaron en los exteriores del relleno desde el domingo 23 de enero, sin embargo, este martes se registraron los primeros enfrentamientos al no permitir el ingreso de ocho bañeras (camiones) que trasladaban los desechos sólidos.

Publicidad

Gonzalo Cumbal, morador de El Inga señaló que mantendrán las medidas de protesta hasta que el alcalde, Santiago Guarderas acuda al sector y escuche los pedidos de los habitantes. Además, solicitaron la salida de la gerenta de la Empresa Municipal de Gestión Integral de Residuos Sólidos (Emgirs), “la señora no nos ha escuchado, ella está despidiendo a nuestros compañeros de la comunidad que trabajan ahí”, recalcó.

Sin embargo, un comunicado de la Emgirs sostiene que realizaron una sesión con los mmoradores de las comunidades aledañas para informar sobre los procesos que mantienen en el relleno.

“El Relleno Sanitario cuenta con estudios técnicos realizados en el 2017 y actualizados en octubre de 2021 que validan su diseño y utilización para recibir las 2200 toneladas de desechos que se producen diariamente en Quito”, dice el texto.

“Estamos ya cansados de los malos olores, moscas, ratas, no podemos vivir así”, aseveró Hernan Caiza, habitante de Itulcachi.

Publicidad

Caíza sostiene que se ha contaminado ríos y piden la reparación a las comunidades. “Ya no hay espacio y siguen botando la basura aquí, queremos que cierren este relleno”, agregó.

Por su parte, Enrique Bautista, subcomandante de la Policía Nacional en el DMQ argumentó que se realizaron tres pedidos verbales para que se retiren y no obstaculicen la vía. Sin embargo, ante la negativa de las personas hicieron uso progresivo de la fuerza para lograr despejar el camino de las bañeras.

“Un agente metropolitano resultó herido con un corte en la cabeza, un escudo está rojo y una persona está detenida”, añadió Bautista.

Desde el departamento de comunicación de la Emgirs informaron a este Diario que producto de las agresiones, los vehículos también tienen daños (vidrios rotos) y personal que trabaja en el relleno sanitario fue golpeado. (I)