Alrededor de las 21:00 del martes 18 de enero se habilitó la circulación vehicular en la vía Alóag-Unión del Toachi, confirmó la Prefectura de Pichincha. La carretera permaneció bloqueada por varias horas, debido a que un grupo de transportistas pesados reclamó por las malas condiciones del asfalto.

Los transportistas estacionaron sus camiones alrededor del peaje del kilómetro 56, obstaculizando el paso de otros automotores. El gremio exigió que se dé mantenimiento a la vía, ya que representa un peligro, y rechazó la posibilidad de que se active el cobro en el peaje del km 56 sin que antes haya una intervención en la calzada y se concrete la ampliación de la carretera.

A través de redes sociales, se compartieron imágenes y videos de los conductores en el sector.


Publicidad


Prefectura propone cinco alternativas

Después de que los transportistas desbloquearon el paso, la Prefectura de Pichincha emitió un comunicado sobre la situación de la vía Alóag-Unión del Toachi.

En el documento señala que, “con el objetivo de lograr una salida definitiva que financie la ampliación y el mantenimiento”, desde septiembre de 2021 la Prefectura ha enviado al Ministerio de Transporte y Obras Públicas cinco propuestas para ser analizadas.

Sin embargo, la institución asegura que todavía no ha recibido una respuesta por parte de la cartera de Estado.

Publicidad

Sobre las protestas de los transportistas, la Prefectura expresó su “comprensión ante el malestar que genera en los usuarios no contar con una vía en condiciones adecuadas para transitar”.

Además, indicó que se ha insistido al Ministerio en la instalación de una comisión técnica para proceder con la terminación de mutuo acuerdo para la administración de la vía.

La mañana del martes, la prefecta Paola Pavón detalló en una entrevista en radio Sonorama que una de las cinco propuestas planteadas es que la Prefectura no tendría inconveniente en ceder al Ministerio de Transporte las competencias de la vía Alóag-Unión del Toachi, si así lo desea la cartera de Estado.

Las otras cuatro alternativas consisten en incrementar el cobro del peaje, a fin de contar con recursos para el mantenimiento y ampliación de la carretera.

“Nosotros habíamos planteado varias opciones, desde $ 1,50 hasta $ 2, con intervenciones (viales) previas. Necesitamos primero que la vía esté en perfecto estado. El peaje es una tasa, se tiene que cobrar por un buen servicio y, obviamente, después la colocación de los peajes. Estas propuestas oscilan en los tiempos de implementación de estos peajes. Estamos a la espera de una respuesta del Ministerio de Obras Públicas”, expresó Pavón. (I)