Desde este lunes los transportistas de Quito se plegaron a la suspensión de actividades aduciendo la falta de recursos, la negativa de participar en el concurso de frecuencias y el aumento de los combustibles. Frente a esto, la Empresa de Pasajeros anunció que las líneas de Trolebús y Ecovía funcionarán en horario extendido para suplir la falta de transporte.

La atención del transporte municipal funcionará desde las 05:00 hasta las 19:30 en los buses articulados y hasta las 20:30 en los alimentadores. Sin embargo, de las estaciones los últimos buses saldrán a las 18:15 y los alimentadores a las 19:00.

Según la Empresa de Pasajeros, solo durante el lunes se estima que 300.000 usuarios utilizaron el sistema de transporte. Esto representa un incremento del 30% de la demanda en días normales.

Stefany Tamayo, usuaria del transporte municipal aseguró que las paradas de buses estaban vacías cerca del mediodía, pero “la Ecovía iba más llena que los días normales y las estaciones tenían filas hasta afuera”.

Respecto del horario extendido del transporte municipal, Guillermo Abad, secretario de Movilidad, confirmó que los usuarios “mientras estén en el transporte público no tendrán problemas con el toque de queda ya que hay que considerar la situación que se está viviendo”.

Según datos de la empresa municipal, “al menos 2.000 buses no salieron a operar” durante la jornada del lunes 10 de mayo. Aún se espera que las autoridades y los transportistas lleguen a un acuerdo para que se puedan retomar las actividades.

De acuerdo con la empresa municipal, hubo desmanes y cierres de vías que impidieron el flujo normal de las unidades de transporte. El problema fue resuelto por efectivos de la Policía Nacional y Agencia Metropolitana de Tránsito. (I)