Este lunes el alcalde Jorge Yunda se reunió con los dirigentes de las parroquias rurales del Distrito Metropolitano de Quito, quienes exigieron mayor atención de la Municipalidad a sus sectores.

De acuerdo con los representantes de Tumbaco y San José de Minas existen obras estancadas que responden al tratamiento de aguas servidas, alcantarillado y rehabilitación vial. Para Lorena Brito, presidenta de la parroquia Tumbaco, es necesario que haya “celeridad para tratar obras y convenios pendientes”.

Brito solicitó una reunión para tratar exclusivamente el tema de gestión de suelo y anunció que, mediante convenio con la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), se realizarán trabajos de fresado y pavimentación en congestión.

Según Tarciso López, presidente del GAD de San José de Minas, es necesario atender oportunamente los proyectos detenidos. Aseguró que los estudios están hechos, pero las dependencias municipales no han intervenido para ejecutar las obras.

Además, indicó que se implementará un bachillerato técnico agroecológico en las parroquias de la Ruta Escondida: Perucho, Chavezpamba, Atahualpa, Puéllaro y San José de Minas. Este proyecto se llevará a cabo en colaboración con la empresa privada, que entregó cinco hectáreas de terreno para una granja experimental.

El pedido generalizado se centró en el mejoramiento de vías y espacios comunitarios. Sin embargo, el alcalde Yunda expresó que es necesario hacer una reunión con cada uno para conocer las necesidades de la población rural.

Como primera acción, el alcalde sostuvo que la Epmmop iniciará los trabajos de manera inmediata en lo solicitado por los GAD. Asimismo, dijo que es necesaria la colaboración de la ciudadanía para lograr mejores condiciones en la movilidad de las 33 parroquias.

Finalmente, Brito añadió que el presupuesto para las parroquias rurales es muy bajo en comparación con las necesidades. Por ello, solicitó que se aumente el presupuesto de uno a 10 millones de dólares al año. (I)