Independientemente de que se acepte o no la demanda de recusación que presentó, el jueves último, el exalcalde de Quito Jorge Yunda contra uno de los jueces del Tribunal de la Corte Provincial de Pichincha que lo juzga por el delito de peculado, el trámite de la causa sufrirá demoras.

Los jueces que integran el Tribunal, Wilson Lema (ponente), Patlova Guerra y Fabián Fabara, quien es el juez recusado por una supuesta falta de imparcialidad en esta causa, han adelanto a los sujetos procesales que tienen una agenda copada para el mes de noviembre y que incluso podría alcanzar a los primeros días de diciembre.

En el décimo sexto día de la audiencia de juzgamiento y en el segundo en el que la defensa de Yunda presentaba la prueba que mantenía para rechazar la acusación de la Fiscalía, se presentó la recusación argumentando que el juez Fabara ha mostrado su parcialidad dentro de la diligencia que inició el 29 de septiembre pasado.

Jorge Yunda recusa a uno de los jueces del Tribunal de Juicio del caso por peculado y pide que se lo separe de la causa

El demandante pide a los jueces Lema y Guerra que se acepte la recusación propuesta y se separe del conocimiento de la causa por peculado de Fabara y se disponga que el juez que lo subroga quede en conocimiento del caso en calidad de principal.

Publicidad

Para Pablo Encalada, abogado del procesado Enrique Buchelli, quien habría generado la necesidad de adquisición de las pruebas, el que se acepte la recusación no solo generaría que sea separado del caso el juez Fabara, sino que debería designarse otros integrantes para el Tribunal, debido a que la audiencia de juicio volvería a cero, es decir, tendría que repetirse todo lo que en quince días se ha discutido y este Tribunal de Juzgamiento “ya estaría contaminado”.

“Hay un hecho que ha sucedido en la audiencia y la defensa del exalcalde ha considerado que ese es el hecho por el cual no se siente juzgado por un juez imparcial y lo hemos visto todos. Ahora cómo valoramos ese hecho ya depende de cada quien”, refirió Encalada, quien dijo que entiende y respeta la decisión tomada, pero al mismo tiempo lamenta que haya sucedido porque la audiencia, afirmó, venía saliendo muy bien para la defensa de Buchelli.

La otra posibilidad que existe como parte de esta demanda es que los jueces que no han sido recusados no la acepten y ordenen que se continúe con la audiencia en el día 16.

De darse esta resolución, sostuvo Nicolás Salas, abogado de la exsecretaria de Salud y también procesada en esta causa, Ximena Abarca, el trámite de la causa seguirá teniendo demoras, pues de por medio tuvo que emitirse una providencia en la que el Tribunal anuncia que conoce el caso -eso podría darse entre este viernes y el lunes de la próxima semana-, luego deberá darse una audiencia de recusación -la cual podría definirse para el martes o el miércoles de la siguiente semana-, y ahí recién se conocerá la resolución.

Publicidad

“En cualquiera de los dos casos se llevarán algunos días y la causa se dilatará. Además, el Tribunal una vez que se conoció la demanda de recusación informó que la agenda de ellos está copada todo el mes de noviembre y algunos días del mes de diciembre”, comentó Salas.

Marcelo Icaza, parte de la defensa del removido alcalde de Quito, defiende el recurso presentado indicando que el juez Fabara dentro del instrumento procesal de aclarar cosas que están en duda, ha generado examen y contraexamen a los testigos y ha introducido información que ellos no dan en contra de su cliente.

El abogado reconoce que este trámite podría tomar algún tiempo, pues entre otras cosas la agenda de los jueces está copada para los próximos meses. Rechaza el que se diga que esta demanda se colocó para dilatar el proceso y aclara que este no es un incidente que busca dilatar, sino que es un recurso que está debidamente motivado.

La Fiscalía, mediante sus redes sociales, ha explicado que la demanda de recusación de Yunda llegó un día después de que el fiscal provincial de Pichincha, Alberto Santillán, en su contrainterrogatorio hizo visible inconsistencias en una pericia de contratación pública presentada como prueba por parte de la defensa del exalcalde.

Publicidad

Sobre el proceder del juez Fabara en audiencia, la Fiscalía indicó que el magistrado también solicitó aclaraciones a los peritos presentados por Santillán, es decir, actuó de la misma forma que con Yunda, con base en las potestades que le confiere el artículo 615, numeral 7, del Código Orgánico Integral Penal.

La defensa de Yunda advierte en su documento de demanda que junto a la falta de imparcialidad de Fabara, es el delito de tráfico de influencias el que el juez tendría la intención de sentenciar finalmente. En la parte de los anuncios probatorios para la demanda se pide que comparezca el juez Fabara a rendir declaración “especialmente acerca de los motivos de su actuar y la justificación jurídica para realizar interrogatorios y desacreditar testigos de la defensa”.

En caso por peculado contra Jorge Yunda, Fiscalía concluye la presentación de 140 pruebas periciales testimoniales y documentales

Encalada mencionó que ha existido una actuación activa y bastante participativa de uno de los jueces del Tribunal, pero cree que la lectura de falta de imparcialidad es de cada quien. “Respecto a mi cliente no he sentido que haya tenido alguna animadversión de ninguna manera, pero ellos (la defensa de Yunda) consideran que contra su cliente sí. Yo entiendo y respeto esa decisión”.

Por el delito de peculado ocurrido en la adquisición de 100.000 pruebas para detectar COVID-19 por parte de la Secretaría de Salud del Municipio de Quito, el removido alcalde Yunda es acusado como autor mediato; mientras que como autores directos de peculado se acusa al exsecretario de Salud Lenín Mantilla, y Juan Alejandro Vinelli, gerente de Salumed S.A.

Además, once personas más fueron acusadas como coautoras, entre ellas, Ximena Abarca, exsecretaria de Salud; Linda Guamán, excoordinadora técnica de la Secretaría de Salud. (I)