Con los ojos cerrados, con temor o tomando las manos de sus padres, varios niños recibieron este lunes la vacuna contra el coronavirus.

Con ello se inició una nueva etapa de vacunación que incluye a los niños de 5 a 11 años, 11 meses y 29 días.

En Quito, se tenía previsto que 7.000 niños y niñas recibieran -este lunes- la primera dosis de la vacuna en 39 centros educativos y hasta finales de octubre se espera inocular a 303.000 estudiantes capitalinos, según la Vicepresidencia de la República.

Los niños y sus progenitores, por ejemplo, asistieron desde tempranas horas a la Unidad Educativa Consejo Provincial de Pichincha, que se ubica en el sur de Quito. Ahí se aspiraba a vacunar a 1.000 personas de 10 y 11 años. El proceso será progresivo porque para los de 5 años se realizará entre fines de octubre y principios de noviembre.

Publicidad

En cinco carpas, colocadas en los patios del establecimiento educativo, aguardaban su turno para ser vacunados.

Luego ingresaban a una de las aulas donde había tres brigadas de vacunación. En ese instante hubo un poco de temor en algunos chicos.

Me pongo nervioso y comienzo a temblar un poco”, dijo Rafael Tasiguano de 11 años, de séptimo grado, aunque sostuvo que tras estar vacunado podrá volver a reunirse y jugar con sus mejores amigos.

Su madre, Silvia Herrera, comentó que en su casa todos los integrantes de la familia ya se vacunaron y solo le faltaba el chico. Les convocaron el viernes y dijo que se puso contenta a fin de que él pueda regresar a las aulas.

Jéssica Navas, madre de Solange, de 11 años, aspira que con la vacunación a su hija regresen de manera presencial a las clases.

Contó que junto a su esposo decidieron que su hija se vacune porque no tuvieron ninguna reacción cuando recibieron las dosis.

Publicidad

Vía internet los profesores les comunicaron del inicio de la vacunación y les enviaron el consentimiento informado.

No me gusta el aprendizaje virtual, son horas, horas, horas, por ejemplo, reciben 2 horas, 3 horas de clases, no aprenden como debería ser”, mencionó Navas.

Su hija indicó que lo que más le dolió fue el pinchazo. Ella preferiría ir de manera física, pues comentó que virtualmente no se aprende mucho.

¿Qué cuidados tener con los niños antes y después de recibir la vacuna anticoronavirus?

De acuerdo con el Ministerio de Educación, a nivel nacional hay 2′010.000 estudiantes del sistema educativo nacional que están en edad de entre 6 y 11 años 11 meses.

Para ser vacunados, los padres de familia deben llevar el formulario de consentimiento informado lleno, ellos juntos a sus hijos pasan a una sala de espera, luego a la de vacunación, en donde se registran los datos, los niños son inoculados y luego van a un sitio de observación, donde permanecen durante 15 minutos para ver reacciones.

Finalmente reciben un refrigerio y pueden ir a su domicilio, explicó la ministra de Educación, María Brown, quien fue a ese centro de estudios, junto a otras autoridades gubernamentales.

Para Brown, esta es otra medida de control epidemiológico que ayuda a que se reduzcan los riesgos de posibles contagios y que así el retorno a las clases presenciales sea cada vez más seguro.

La funcionaria sostuvo que hay el 32 % de instituciones educativas, a nivel nacional, que cuentan con un permiso de uso de las instalaciones manteniendo las medidas de bioseguridad.

Aproximadamente 420.900 estudiantes han asistido de manera presencial a las aulas, desde el 7 de junio y se han reportado 21 casos de coronavirus, que se han recuperado y, de acuerdo con Brown, no se han dado contagios comunitarios que hayan iniciado en las entidades educativas.

La ministra de Salud, Ximena Garzón, quien también fue a ese colegio, sostuvo que la vacunación a ese segmento es importante para poder reactivar las actividades educativas y para que no se produzcan, como sucede en Estados Unidos, brotes de la enfermedad en niños.

“Si bien los niños no se contagian tan fácilmente como los adultos sí se complican, se complican y la mortalidad en estos niños que se contagian de COVID es alta. Además de eso pueden desarrollar un síndrome que se llama long covid (efectos a largo plazo) y no queremos que pase eso en nuestra población pediátrica”, indicó Garzón.

Puntos de vacunación anti-COVID-19 se disponen en las terminales terrestres de Guayaquil

Con respecto a quienes no forman parte del sistema educativo, Garzón expresó que pueden ir a los centros de salud de esa cartera de Estado o a los centros de vacunación que están instalando.

Si los niños presentan discapacidad pueden comunicarse directamente con el Ministerio de Salud para que vaya una brigada, indicó la funcionaria. (I)