A la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, le interesa lanzarse a la reelección. El grillete que lleva puesto desde diciembre del 2019, acusada de rebelión, no le impide hacerlo, asegura en entrevista con EL UNIVERSO. Lo único que podría cambiar esa posibilidad es que su agrupación política, la Revolución Ciudadana, decida ponerla “en otro lugar de la historia”.

Durante este año se definen las candidaturas para las dignidades seccionales, de cara a las elecciones de febrero de 2023. ¿Apostará por la reelección?

Yo siempre he reivindicado mi postura de militante en una organización política. Las decisiones que se toman en la organización a la cual me debo rebasan las decisiones individuales. Pero si me pregunta si le interesaría a la prefecta continuar en la prefectura de Pichincha, diría “¡claro que me interesa!”. Hay un montón de proyectos de mediano y largo plazo que no hemos podido concretar aún. Claro que me interesaría. Si tengo el encargo de mi movimiento para postular a una candidatura, aunque falta mucho todavía, pues lo asumiré.

Entonces, si la Revolución Ciudadana lo dispone, usted iría a la reelección

Publicidad

(Entre risas) Sí, creo que tenemos que estar donde la historia nos ponga.

¿Y usted en dónde quisiera estar?

Yo me siento muy cómoda siendo prefecta de Pichincha. Me gusta esta provincia que tiene 8 cantones y 53 parroquias rurales. Pero en este mes he recibido un ataque sistemático, con mucha misoginia, con mucha violencia política (se refiere a las críticas por los contratos para conmemorar el bicentenario). A veces siento que por mi posición ideológica y política (correísta) soy un blanco de ataques. Yo empecé (el actual periodo en la Prefectura) el 14 de mayo y el 15 ya fui portada de todos los periódicos, porque tenía un vestido de tales características. Meses después fui detenida de manera arbitraria e ilegal, porque me opuse al régimen de (Lenín) Moreno, a la subida de los combustibles, pero jamás salí a las calles. ¿Sabía que mi expediente en la Fiscalía tiene mis tuits? ¡A mí se me procesó por mis tuits (publicaciones en Twitter)! Y tengo un grillete por rebelión (se investiga su participación en las protestas de octubre de 2019).

En términos legales, ¿el grillete le impide ser candidata?

Publicidad

No, no me impide. No he perdido mis derechos. Quiero insistir en que enfrento un proceso de rebelión, que ha sido muy duro en lo personal. No solo por los 72 días de cárcel, sino que tengo que presentarme tres veces a la semana en Fiscalía, tengo prohibición de manejar cuentas y prohibición de salida del país. Han sido implacables conmigo, pero soy inocente y no he perdido mis derechos políticos de poder elegir y ser elegida.

¿Cuánto tiempo lleva con el grillete?

Desde el 24 de diciembre de 2019. Fui detenida el 14 de octubre de manera ilegal y violenta. No lo digo yo, lo dicen las medidas cautelares de la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos), que fueron determinantes para que se me dé una medida sustitutiva.

¿Tendría que renunciar para buscar una reelección?

Publicidad

No necesariamente, para cargos de reelección no se necesita renunciar. La renuncia es obligatoria cuando se piensa en cambiar de cargo.

Existen muchas críticas por los gastos previstos para conmemorar el bicentenario (celebración de los 200 años de la Batalla de Pichincha). Por ejemplo, la contratación del artista Pavel Egüez, para que haga un mural por $ 480.000, y de Pichincha Comunicaciones, dirigida por Orlando Pérez, por $ 481.902,58

Primero, para nosotros es muy significativo el bicentenario. Dentro de las competencias que tiene la Prefectura, como vialidad, riego o apoyo a la producción, también está el fomento de la cultura, que es del 2 % del presupuesto. No es todo lo que quisiéramos, pero celebraremos como México o Argentina, donde se convirtieron en verdaderas fiestas patrias. De los varios rubros para el bicentenario, usted cuestiona dos contrataciones que, quiero dejar claro, son legales y legítimas. Legales porque están en el marco de la Ley de Contratación Pública, (bajo la figura de) Régimen Especial, que se estableció para este tipo de productos, porque es muy difícil que bienes inmateriales tengan un valor fijo.

Por un monto importante

Publicidad

Si revisa los últimos dos años de gestión del Municipio de Guayaquil, tendrá 50 contratos por régimen especial, de los cuales, el 90 % es para oferta cultural. Nosotros hemos creído conveniente dejar una obra que permanezca en el tiempo y que recuerde al bicentenario, así como tenemos el bulevar de la 24 de Mayo o la estatua en honor a la independencia, que fueron obras importantes en el centenario. Finalmente, así se construye la historia de los pueblos. Yo siempre pregunto ¿por qué no Pavel Egüez si está cumpliendo 40 años de vida profesional y es uno de los muralistas más calificados en el país y América Latina? Además, presenta una oferta que cumple nuestros requerimientos: una obra de 600 metros cuadrados con una técnica que cada vez se va consolidando más en la ciudad. Puede no gustarle a muchos, pero le va dando identidad a Quito.

¿Cuál técnica?

El muralismo. Es una expresión cultural que permite que muchísima gente la vea. Una obra de arte, una pintura, puede estar en manos privadas y al margen de quienes no tienen posibilidades económicas para acceder. Un mural se queda ahí y, finalmente, será parte del patrimonio de la ciudad. Por eso escogimos un mural con estas características y a un muralista que satisface y cumple los requerimientos que habíamos concebido. Tiene que ser uno de los legados que deja este bicentenario.

Usted dijo que el mural impulsará al sector turístico…

No es solamente el mural, nosotros estamos pensando una regeneración urbana de esta plaza. La plaza es tétrica, no es un lugar atractivo. En algún momento se discutió con el Municipio de Quito la regeneración urbana de toda la (avenida) 10 de Agosto, que incluya a la Plaza de la República y que continúe hasta el Centro Histórico.

¿Regeneración de la plaza a la par del mural?

Se lo hará a la par, exactamente. La idea es que el 24 de mayo podamos entregarla como parte de nuestro reconocimiento al pueblo de Quito, de Pichincha.

¿Y el contrato con Pichincha Comunicaciones, dirigida por Orlando Pérez?

No podemos personalizar. Yo siento que no se cuestiona al mural por el mural, sino por el pensamiento político de Pavel Egüez y que no se cuestiona el contrato a una radio pública porque sea una radio pública, sino porque, seguramente, el pensamiento político de quien la conduce no es del agrado de algunas personas.

Se cuestiona que los dos contratos pasan el medio millón de dólares y se suscribieron con Egüez y Pérez bajo régimen especial por afinidad política, al tiempo que, por otra parte, se impone una tasa especial vehicular y un peaje desde este año.

Es un régimen especial como la mayoría de los contratos que tienen que ver con comunicación. Una institución pública actúa en base a la ley, nosotros tenemos nuestras competencias establecidas en el Código de Descentralización, entonces yo tengo que invertir en vialidad, en el eje social, en el tema productivo, en riego…, en cultura. No puedo decir que esta Prefectura se va a encargar solamente de hacer vialidad y nada más. (Por otro lado), tenemos que lograr que esta institución pueda generar ingresos propios y la tasa vial (que equivale al 50% de la tasa de matriculación; es decir a $ 18,50 por cada vehículo particular) es para vialidad rural. Más bien mi pregunta es ¿por qué me cuestionan a mí si otras 17 prefecturas también han aprobado esa tasa? Si se la divide para 12 meses, son $ 1,50 mensual.

¿Por qué poner esa tasa, precisamente, en este año?

Porque el año anterior fue pandemia. Esta fue una propuesta inicial que teníamos desde el inicio de nuestra administración (en 2019). Nos habría encantado hacerlo en 2020, pero fue un año muy complicado. Una decisión como esta puede ser antipopular, pero yo no estoy en campaña. (I)