Ante una eventual reducción de contagios de COVID-19, el COE nacional decidió modificar la semaforización de las alertas que rigen en cada cantón, lo que generó dudas entre expertos.

Los semáforos epidemiológicos miden el riesgo de contagios en la población. En este sentido, el rojo representa un alto riesgo; el amarillo, mediano; y el verde, bajo. El objetivo de la semaforización cantonal es organizar actividades, impulsar la reactivación económica y social y también prevenir la saturación hospitalaria y pérdida de vidas.

El pasado 16 de enero, cuando se puso en marcha el semáforo de protección frente al COVID-19, el COE nacional determinó que 193 cantones estaban en rojo, 26 en amarillo y 2 en verde.

Una semana después hubo un cambio drástico. Mediante un comunicado, el MSP informó el 22 de enero que, luego de analizar la demanda en los centros de atención hospitalaria y en las unidades de cuidados intensivos (UCI), pudo determinar que “los contagios de COVID-19 están estabilizados, observándose una reducción (…) con relación a la segunda semana de enero (del 9 al 15), que fue el pico más alto en toda la pandemia”.

Publicidad

Así, el COE resolvió que 29 cantones pasen a semáforo verde; 179, a amarillo; y solo 13, a rojo. De acuerdo con las resoluciones del COE nacional, el esquema de clasificación del semáforo de riesgo epidemiológico se basa en la tasa de incidencia (cantidad de casos nuevos por día), letalidad (tasa de fallecidos), velocidad de contagios, ocupación hospitalaria y cobertura de vacunas a nivel cantonal.

COE nacional revierte decisión: autoriza el 50 % de aforo para el partido entre Ecuador y Brasil; Noche Amarilla, sin público

Ximena Garzón, ministra de Salud, informó que en la segunda semana epidemiológica (del 9 al 15 de enero) se reportaron 47.053 casos confirmados de COVID-19; mientras que en la tercera semana (del 16 al 22 de enero), los casos sumaron 37.180, esto es, alrededor de 10.000 menos.

El promedio móvil (promedio de los confirmados diarios) de los siete últimos días refleja que en la segunda semana epidemiológica se reportó un promedio de 8.247 nuevos casos diarios; y en la tercera semana, 8.046. Es decir, de una semana a otra ha habido una leve tendencia a la baja.

Durante la semana epidemiológica 51 del 2021 (19 al 25 de diciembre), las cifras reflejaban un 25 % de positividad de contagios.

Publicidad

Un mes después, en la segunda semana epidemiológica del 2022 (9 al 15 de enero), la positividad de contagios alcanzó el 55 %, es decir, que de cada 100 personas, 55 se contagiaron. La siguiente semana (16 al 22 de enero), cuando el COE cambió la semaforización, la positividad a nivel nacional llegó hasta el 60 %, superando a la de la semana anterior.

Para el presidente del Colegio de Médicos de Pichincha, Víctor Álvarez, la decisión del COE fue apresurada en cuanto al cambio de colores de la semaforización de los cantones que pasaron de rojo a amarillo, pues indica que, aunque “no podemos contar con los datos oficiales, pero de acuerdo a la casuística que se ha tenido, todavía los casos siguen altos”.

Además, atribuye la alta positividad de contagios a la falta de pruebas PCR y de antígenos, al subregistro de casos, a la recomendación del MSP de economizar pruebas de diagnóstico y al retraso en la entrega de resultados.

Para la epidemióloga Andrea Gómez, los semáforos dejan más dudas que respuestas, porque no se han publicado los datos que se utilizan como insumo para asignar colores a los cantones.

Publicidad

“No sabemos cuáles son los puntos de corte que utilizan para semaforizar. Es decir, qué porcentaje de ocupación (hospitalaria) significa rojo, verde o amarillo; qué letalidad están tomando en cuenta, si la (variante) delta u ómicron; cuál es la base de la evidencia para haber colocado esos indicadores que son importantes; por qué esos indicadores y no otros”, cuestiona la especialista.

Con esto concuerda la infectóloga Carola Cedillo, quien añade que, además de que los datos ofrecidos por la cartera de Salud no son precisos, no se entiende en su totalidad cuál es el índice actual de positividad, debido a la baja capacidad diagnóstica del país.

En el país se toman aproximadamente tres test de COVID-19 por cada caso positivo, sin embargo, la OMS recomienda que se tomen por lo menos diez pruebas por cada caso positivo detectado para mantener una correcta vigilancia epidemiológica.

Las pruebas no siempre han sido la fortaleza en Ecuador. No testeamos en la cantidad necesaria para tener objetividad de estos datos”, precisa Cedillo.

Publicidad

Más de 1.700 laboratorios y centros de salud ofrecen pruebas rápidas de COVID bajo autorización estatal en Ecuador, mientras 14 han sido sancionados por no publicar tarifario o precio excesivo en PCR

Para Gómez, el comportamiento de la variante ómicron en países como Sudáfrica muestra que “el aumento drástico de casos empieza a generar acciones para que la curva no crezca tanto y empiece a reducirse”.

No significa que se detengan los contagios. “Es probable que sí tengamos más casos durante un tiempo, hasta que tengamos una meseta. En el caso de Ecuador, no hemos llegado al día en que no tengamos casos confirmados, y eso es algo que no se ha podido controlar”.

El próximo sábado, 29 de enero, el COE realizará una nueva reunión para evaluar la situación epidemiológica del país. No obstante, el miércoles 26, el organismo revirtió la decisión de que el partido de fútbol entre las selecciones de Ecuador y Brasil se realizara sin público.

Esto se dio tras la intervención del presidente Guillermo Lasso, que pidió al COE revisar la medida. El Comité aceptó la solicitud del mandatario y autorizó que el partido se juegue con el 50 % de aforo. El encuentro deportivo está programado para el 27 de enero, en Quito.

Restricciones de acuerdo con el color de semáforo

Cuando un cantón está en semáforo rojo tiene las siguientes restricciones:

  • 30 % de aforo en actividades esenciales, como concurrencia a mercados, entidades financieras y servicios públicos, y restricción de horarios.
  • 30 % en interiores de restaurantes, cines, teatros, gimnasios y balnearios; 50 % en exteriores.
  • No se permite el ingreso a centros de tolerancia, como bares, discotecas y karaokes.
  • El aforo de las actividades al aire libre (playas, parques, espacios abiertos) es del 30 %.
  • Prohibición a actividades masivas.

El semáforo amarillo contempla:

  • Aforo de 50 % para actividades esenciales, como concurrencia a mercados, entidades financieras y servicios públicos.
  • En el interior de restaurantes, cines, teatros, gimnasios y balnearios la capacidad sube al 50 %; 75 % en exteriores.
  • En el interior de centros de tolerancia se permite un aforo del 30 %; 50 % en exteriores.
  • En actividades al aire libre (playas, parques, espacios abiertos) se permite un aforo del 50 %.

Hospitales del IESS en Quito se adaptan para tratar COVID-19 y otras enfermedades; en algunos, la telemedicina se privilegia

El semáforo verde permite:

  • Aforo del 75 % en actividades esenciales (mercados, entidades financieras y servicios públicos).
  • 75 % de aforo en el interior de cines, restaurantes, teatros, gimnasios y balnearios; 100 % en exteriores.
  • Aforo del 75 % en centros de tolerancia y en actividades al aire libre (playas, parques, espacios abiertos).
  • La capacidad en el transporte público para los tres colores sugiere que todos los pasajeros viajen sentados. (I)