Un mural artístico y un plan de promoción y difusión de su proyecto Bicentenario se encuentran entre los contratos realizados por la Prefectura de Pichincha que han salido a la luz y se han vuelto protagonistas de varias críticas ante la falta de recursos anunciada por el mismo gobierno provincial.

La crisis que afronta el tramo de la vía Alóag-Unión del Toachi, en la que finalmente iniciaron trabajos de mantenimiento (esta semana) y cuya financiación será recuperada con el cobro de un peaje ubicado en el kilómetro 56, a la altura de Tandapi, es uno de los ejemplos.

El funcionario a cargo de la vialidad, Edwin Herrera, explicó que se debía a la falta de recursos económicos en la Prefectura y la deuda con la empresa contratada.

Después, apareció el nuevo impuesto que se cobrará a los vehículos matriculados en la provincia, con el fin de atender las vías rurales en la provincia. Con ello prevén recaudar $ 6,7 millones anuales para mantenimiento vial y adquisición de maquinaria.

Publicidad

La ciudadanía y varios representantes del transporte han denunciado la falta de comunicación sobre estas decisiones tomadas por el Gobierno de Pichincha. A esto se suman los contratos cuestionados.

Mural artístico

El contrato 223-DGPP-2021 por un valor de $ 480.000 (no grava IVA) establece el “servicio de creación artística de un mural histórico con motivo al bicentenario, y representativo en conmemoración a la Batalla de Pichincha”.

El mural fue contratado con el artista Pavel Égüez, conocido por haber entregado trabajos en anteriores ocasiones en la época del correísmo.

En el cuadro de servicios del contrato se describe que el mural tendrá un área total de 597,87 metros, dividida en dos secciones: una de 45,50 m por 5,4 m y otra de 45,50 m por 7,50 m. Se prevé que sea ubicado en la fachada oriental del edificio de la Prefectura.

Publicidad

El material por usar en el nombrado mural es de cerámica policromada pintada a mano, con pigmentos minerales; además, el cepillado y limpieza del muro, así como los gastos que se requieran en cuanto a personal y materiales.

Contenido de promoción y difusión del proyecto Bicentenario

El contrato por “servicio para la creación de contenido, promoción y difusión para fomentar las actividades comunicacionales del proyecto Bicentenario” tiene un valor de $ 481.902,58 (incluido IVA). Por el lado del contratado interviene Orlando Pérez, gerente de Pichincha Comunicaciones.

Sin embargo, existe un error en la cuenta realizada en el cuadro de los productos por entregar. Al inicio de los requerimientos se encuentra el diseño y creación de paquetes con herramientas didácticas para la enseñanza de la historia del bicentenario. En el contrato se solicitan 2.250 paquetes, a un costo de $ 50,00; pero en el valor total ubican $ 100.000, cuando el valor total es de $ 112.500.

Con este cambio, el valor del contrato aumentaría a $ 495.902,58 (incluido IVA).

Publicidad

También se destinan $ 18.200 para la elaboración de un documental que recopile el proyecto Bicentenario, es decir, todas las actividades realizadas por la Prefectura. Además, la creación de diez spots, un plan de pautas en radios comunitarias y plan de pauta de radionovela por $ 71.840,12.

Este Diario solicitó entrevistas con la prefecta Paola Pabón y con el director de Gestión de Cultura y Patrimonio. No obstante, hasta la publicación de esta nota informativa no existió respuesta.

Natasha Rojas, activista en temas de ciudad, valoró como “incoherente con la situación económica de los habitantes de la provincia” la celebración de estos contratos. También criticó la creación de la tasa en la matriculación vehicular al significar un ingreso que “va directamente al bolsillo de la gente”.

“Esto lo podemos llamar como un golpe económico incoherente de la prefecta Pabón”, añadió.

En las redes sociales también se ha vuelto viral la crítica a estos contratos. Mientras tanto, se suman a la espera de una respuesta por parte del gobierno seccional. (I)