El Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) confirmó la noche de este viernes que identificaron en una muestra de la provincia de Loja la variante de Manaos (Brasil) P.1 en un paciente ambulatorio, no se ha dado a conocer la edad ni el sexo, y no tiene relación con el caso inicial identificado a principios de esta semana.

Mediante su cuenta de Twitter indicaron que esta semana analizaron 35 muestras de las provincias de Loja, Pichincha y Sucumbíos. En total de la provincia al sur del país fueron doce secuencias, en el 50% de estas se identificó la variante británica B.1.1.7.

Ante la detección del nuevo caso de la variante P1, los investigadores señalan que se confirma la transmisión comunitaria debido a que no tiene antecedente de viaje ni contacto con el caso primario.

Tras análisis, Inspi descarta variante brasileña (P1) y otras de preocupación en paciente fallecido por COVID-19 en Latacunga

La variante P.1 tiene mutaciones que le permiten transmitirse con más facilidad y se piensa que el sistema inmune no puede responder tan eficazmente, por lo que se incrementa el riesgo de reinfecciones.

En esta última semana, el ministro de Salud, Camilo Salinas, dio a conocer que en un paciente de 50 años, trabajador minero, de Yantzaza, provincia de Zamora Chinchipe, se detectó la variante. El hombre fue trasladado a una casa de salud en Loja, donde permanece en estado crítico.

Paúl Cárdenas, investigador del instituto, añadió que también analizaron doce muestras de Pichincha, donde se encontró en el 80% la variante británica y tres de Sucumbíos, donde también fue confirmada ese linaje europeo.

Ocho muestras corresponden a Portoviejo, pero estas no tienen variantes de preocupación. (I)