Por primera ocasión en su reciente gobierno, el presidente Guillermo Lasso decreta estado de excepción en la ciudad de Guayaquil y la provincia de El Oro, debido a la aparición de la variante delta del coronavirus y la muerte de al menos cinco personas en la pandemia de coronavirus que afecta al mundo entero.

De los contagiados fallecidos, tres son de la provincia de El Oro y dos en la provincia del Guayas (que provinieron de El Oro), según informó el Ministerio de Salud Pública (MSP).

El nuevo estado de excepción restringe la libertad de tránsito y de asociación desde las 20:00 de este miércoles 14 de julio hasta las 23:59 del miércoles 28 de julio, por “calamidad pública” luego de la detección de las variantes del virus.

Las medidas propuestas por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, fueron acogidas por el gobierno de Lasso. Estas involucran la limitación de libertad de reunión y tránsito e inviolabilidad de domicilios y establecimientos en la provincia de El Oro y la ciudad de Guayaquil.

“El estado de excepción es una medida extrema durante períodos de disturbio, zozobra, alteración del orden. Es una institución jurídica que funciona como una garantía de la Constitución. Esta institución actúa bajo la modalidad de suspensión temporal o provisional de una parte de la Constitución”, recoge el portal web Derecho Ecuador.

A raíz de la pandemia de coronavirus, desde marzo del 2020 en Ecuador, el estado de excepción se ha utilizado porque es un mecanismo que servirá para “la defensa del Estado ante una crisis o situación complicada, que busca superar legalmente los conflictos, facultando a una persona limitar ciertos derechos”.

Durante el régimen del presidente Lenín Moreno (2017-2021) se emitieron cuatro decretos de estado de excepción para restringir la movilidad mediante el instrumento del toque de queda que sancionaba la circulación peatonal y vehicular en determinadas horas del día. (I)