En dos semanas, el Gobierno aspira que los niveles de contagio de COVID-19 se ubiquen como eran a inicios o mediados del mes pasado.

Según el viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud Pública (MSP), José Ruales, hay una reducción de casos, que no es mínima, pues adujo que estaban aumentando un 300% por semana.

Agregó que la semana anterior hubo cerca de 50.000 casos y si se mantenía a ese ritmo para estos días habría 150.000.

“Lo que hay es una reducción muy importante de lo que llamamos la curva epidemiológica (...) sube hasta cierto punto, se detiene y luego empieza a bajar y estamos viendo que está bajando en la misma velocidad que aumentó”, dijo, en una entrevista radial.

Publicidad

Justificó de esa manera, el retorno a clases de manera voluntaria que empezó a regir desde el lunes 24. Además sostuvo que los establecimientos escolares no son puntos de infección.

Alumnos vuelven a las aulas ilusionados; padres de familia piden controles aleatorios de las medidas de bioseguridad a las autoridades

Señaló que hay una tendencia a la baja pero existe un riesgo en relación a la adopción de una semaforización para COVID, en la que se han establecido los colores rojo, amarillo o verde.

El funcionario acotó que si la reducción de la velocidad de transmisión se dá de la misma manera en que se produjo el incremento, se espera que en quince días, Ecuador esté en los niveles de contagio de inicios o mediados de diciembre.

Entre 1 y el 8 de diciembre hubo 3.177 nuevos casos, mientras que entre el 15 y el 21 de enero hubo 50.632 nuevos contagiados.

Publicidad

Cabe recordar que el primer caso de la variante ómicron, que es considerada más contagiosa, se detectó el 14 de diciembre del 2021.

Ruales señaló que se analizan variables de riesgo como ocupación de camas hospitalarias, tendencia de contagios en cada cantón, riesgo epidemiológico que es medida, por ejemplo, por el porcentaje de población vacunada.

¿Cómo el COE Nacional sacó a casi todos los cantones de semáforo rojo en una semana? Gremios y especialistas cuestionan decisión y la califican de apresurada

A modo de ejemplo, expresó que Quito tiene un 92% del total de la población vacunada, y a pesar de que haya índices altos de contagio, no tiene los mismos índices de ocupación de camas o de mortalidad como lo tiene Guayaquil, en dónde la inoculación llega a un 82%.

Acotó que en Guayaquil, hay una disminución en el número de casos diarios reportados: el 11 de enero hubo 2.843; el 15 de enero, 1.157; el 18 de enero, 1.015; y el 22 de enero, 834.

Publicidad

Con respecto a la mortalidad en el Puerto Principal, a decir del funcionario, el COE de Guayaquil no utiliza los criterios internacionales, y de acuerdo al MSP, hay un promedio de 9 decesos por día en los establecimientos de salud registrados, que son los que les reportan, mientras que lo que realiza la alcaldía de Guayaquil es ir buscar la información en los cementerios.

Mencionó que esos datos, posiblemente son ciertos, pero no han ingresado todavía al sistema oficial y por eso pueden estar retrasados.

En la reciente semana, la ciudad de Guayaquil, contabilizó 19 muertes en promedio a causa del virus.

Índices de contagios y muertes por COVID-19 mantienen a Guayaquil en alerta 3

Con respecto al feriado de Carnaval, que se avecina dijo: “Si vemos que ya hay menos presión en los hospitales, -lo que queremos básicamente es evitar que haya casos graves, que se compliquen y que saturen los hospitales y no los podamos atender-; si vamos solucionando esos problemas, eliminaremos nuevamente las restricciones específicas y definiremos criterios de conducta específicos para el Carnaval”.

El Gobierno espera el trámite de la llamada ley de Pandemia, que se analiza en la Asamblea, que establecería la obligatoriedad de que los municipios adopten las decisiones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional.