El caso de Paola Roldán ha despertado un debate sobre la posibilidad de permitir la eutanasia dentro del Ecuador. La mujer de 42 años padece de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad neuromotora que degenera paulatinamente los músculos del cuerpo de las personas e impide de a poco controlar movimiento de todas las extremidades.

Actualmente tiene una discapacidad del 95 % de su cuerpo, perdió la movilidad de sus extremidades y depende de un alimentador artificial de oxígeno durante las 24 horas.

Junto a un equipo de abogados presentaron una acción pública para declarar inconstitucionalidad condicionada del artículo 144 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), y tener una muerte digna. La Corte Constitucional ha admitido a trámite este caso.

Publicidad

Ese artículo, que se refiere al homicidio simple, cierra toda posibilidad de que una persona pueda decidir la eutanasia y que reciba asistencia médica para ello. Roldán quiere acceder a la eutanasia, que no es legal en Ecuador.

Felipe Rodríguez Moreno, experto en derecho Penal, quien ha ingresado un amicus curiae dentro de este caso indicó que lo que lo que Paola ha solicitado es una inconstitucionalidad parcial. Esto es una interpretación conforme a la constitución del artículo, ante un caso abstracto, en este escenario se va a analizar qué pasa cuando existe una persona que está en una fase terminal de enfermedad, o tiene una enfermedad que te genera grandes sufrimientos y es incapacitante, si ella tendría derecho a elegir acabar con su vida íntima.

Paola Roldán compró 40 regalos para su hijo, uno para cada año, pues está lista para decir adiós, pero quiere hacerlo de una manera digna

“A mí me parecería improbable que no dé paso. Estoy, de hecho, convencido que lo van a hacer. ¿Por qué? Primero porque es una Corte garantista de los derechos, es una Corte que va a entender perfectamente que una persona tiene derecho a una vida digna y, por lo tanto, tiene derecho a acabar con ella, pero además tiene derecho a ser asistida, y eso es importante. Es decir, que un médico, un profesional de salud, le permita terminar con su vida, por supuesto con objeción de conciencia. Si un médico se rehúsa, nadie le puede obligar a un médico a hacerlo”, añadió.

Publicidad

Para Andrea Durán, máster en Derechos Humanos, este pedido es histórico para el país, pues la Corte Constitucional tendría en sus manos la responsabilidad de permitir que otras personas puedan tener una muerte digna.

“Es importante que tengamos un pronunciamiento de la Corte y que exista dentro de nuestra normativa legal, porque actualmente sabemos que existen varios casos de personas que quisieran acudir a la eutanasia y lamentablemente no lo pueden hacer porque es considerado como un delito”

Publicidad

Paola Roldán, ecuatoriana de 42 años que sufre rara enfermedad, plantea abrir debate a la eutanasia

Durán explicó que actualmente no existe un parámetro que permita realizar este procedimiento, y que, para poder tipificar la eutanasia dentro del marco legal ecuatoriano, debería ser importante que se cumplan con ciertos parámetros. Justamente los que han sido presentados por Paola Roldán.

También marcó la importancia de que esté establecido en el COIP este tipo de derecho o en alguna otra herramienta legal para que puedan asistir a la eutanasia.

“Actualmente, si un médico ve el sufrimiento de las personas, de los familiares y quiere actuar, puede ser sujeto a recibir realmente una sanción. Y no es una sanción económica pecuniaria, sino que es una sanción que le va a significar una pena privativa de libertad”.

Niños con enfermedades terminales podrán acceder a eutanasia en Países Bajos

La abogada señaló que en otros países ya han dado la posibilidad a la eutanasia, incluso dijo que, extendiendo el debate sobre el tema, existen casos en los familiares de personas con enfermedades graves, catastróficas o terminales, quisieran actuar para evitar que siga con el sufrimiento un paciente, pero no lo pueden hacer.

Publicidad

Por ejemplo, citó lo que actualmente se puede decidir sobre el sistema de donación de órganos. “Podríamos hacer algo similar si nosotros en algún momento sufrimos alguno de este tipo de enfermedades que quede presentado de una manera expresa qué es lo que nos gustaría que suceda, qué decisión nos gustaría que nuestros familiares tomen en relación nuestra vida”.

Rodríguez citó casos en los que la Corte ha brindado excepciones establecidas en el órgano legal, por ejemplo, dijo que según la Constitución y el Código Civil establecen que el matrimonio es la unión libre y voluntaria entre un hombre y una mujer. Y sin que el Legislativo hubiese hecho una reforma, y sin que la Constitución se haya reformado, la Corte Constitucional, decidió que pese a que dice un hombre y una mujer, por la época en la que vive esta humanidad, se reconozca el matrimonio igualitario.

Justicia peruana reconoce derecho a muerte digna de mujer y determina elaboración de protocolo de eutanasia

“El Ecuador, en materia constitucional, ha sido un país siempre retrasado y siempre en la sombra. En realidad, en nuestra región, en Iberoamérica, las dos Cortes que se han destacado han sido la española y la colombiana. (…) Sin embargo, nuestra Corte Constitucional, la actual, la que empezó con Hernán Salgado y la que actualmente está dirigida por Alí Lozada, es considerada dentro del mundo jurídico como una de las mejores Cortes de la región. Es la primera vez que tenemos una Corte de académicos, pero académicos de lujo. Y el Ecuador está viviendo esa Reforma Constitucional”, agregó Rodríguez. (I)