La Agencia Metropolitana de Control (AMC) informó mediante un boletín que, durante la jornada electoral del 11 de abril, realizaron 98 operativos que resultaron en 17.641 personas exhortadas por aglomeraciones y 576 por uso de espacio público para actividades económicas (ventas ambulantes).

Adicionalmente se levantaron trece actos administrativos, principalmente por inconsistencias o ausencia de la Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE) y mala utilización del espacio público.

También, dos establecimientos fueron clausurados por incumplir gravemente las disposiciones municipales.

La sanción por no usar la mascarilla es de $ 100, por aglomeraciones, ventas informales, en la primera ocasión es de $ 100 y reincidencia $ 200.

Publicidad

Según la entidad municipal, 182 funcionarios fueron desplegados desde las 05:00 en todo el Distrito Metropolitano para efectuar sus respectivas labores de control y sanción ante el incumplimiento de la normativa metropolitana.

Los funcionarios de la AMC estuvieron en las nueve administraciones zonales, además, mediante patrullas recorrieron los 349 recintos electorales, monitoreados permanentemente por diez funcionarios directivos.

A través del Puesto de Mando Unificado (PMU), ubicado en las instalaciones del Servicio Integrado de Seguridad (ECU911), se pudo atender puntos donde proliferaban las aglomeraciones, según la institución.

Además, previamente la AMC realizó controles nocturnos en Quito, de 20:00 a 01:00, para disuadir la presencia de libadores en toda la ciudad, esto en el marco de la ley seca y las disposiciones de los Comités de Operaciones de Emergencia (COE) nacional y cantonal.

“Los quiteños han ejercido su derecho al voto de manera ordenada y como ente de control hemos desplegado un gran contingente para garantizar el bienestar de todos”, afirmó Gabriela Obando, supervisora metropolitana de Control.

En los exteriores del recinto electoral de la Unidad Educativa Particular Pedro Traversari, ubicada en el sur de Quito, en el sector de Chillogallo, comerciantes ofrecían el plastificado del documento de votación. Foto: Carlos Granja Medranda

Sin embargo, varias personas ofreciendo servicio de plastificación al documento electoral (certificado de votación) estuvieron dispuestas en los exteriores de algunos recintos electorales. A diferencia de la primera vuelta de las elecciones, ahí se controló con mayor énfasis en evitar este tipo de actividad económica.

La Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad informó que más de dos mil funcionarios de las distintas entidades de control se distribuyeron en los operativos de la capital para precautelar la salud de los ciudadanos en la jornada electoral. (I)