Al menos unos 200 millones de litros de agua no se han podido potabilizar durante los primeros diez días de marzo en la planta de tratamiento de agua de El Ceibal que tiene la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM), en el cantón Rocafuerte.

Esto, debido a los altos niveles de turbiedad del agua que llega a la estación de tratamiento, proveniente de aguas del río Portoviejo.

Desde la planta de tratamiento de El Ceibal se ha paralizado la producción en forma intermitente, hasta tener niveles de turbiedad bajos.

Agustín Intriago, alcalde de Manta, dispuso desde este jueves 11 la implementación de un plan para abastecer de agua en forma rápida y gratuita a la población, mientras no se pueda producir el líquido vital.

La distribución se hará mediante tanqueros y estará destinada a los sectores que registran mayor tiempo sin servicio de agua potable, como zonas altas y periféricas de la ciudad.

Las intensas lluvias caídas este mes en Manabí han impedido la potabilización regular, debido a los altos niveles de lodo, arena y palizada que arrastra el río Portoviejo, desde donde la planta El Ceibal capta agua para potabilizar y abastecer a Manta. (I)