“Ya hubo una advertencia de que el principal de esta empresa estaba vinculado en el proceso de corrupción y que a la larga iba a traer problemas. La obra igual fue adjudicada y contratada y ahora nos quieren cobrar primero el peaje sin construir la carretera”, cuestionó el prefecto de Los Ríos, Johnny Terán, en varias entrevistas con medios de comunicación del país sobre la construcción de un nuevo peaje en el corredor vial E25 que une a la provincia de Santo Domingo con el cantón Buena Fe, localidad fluminense.

Ahora, a través de una carta, organizaciones sociales, transportistas, agricultores y autoridades locales y provinciales realizaron en días pasados un pedido al presidente de la República, Guillermo Lasso, para que la construcción de este nuevo peaje y el cobro anticipado sean suspendidos.

En el documento, los firmantes detallaron que sospechosamente la empresa Técnica General de Construcciones (TGC), a la que fue adjudicada la ampliación a cuatro carriles de la vía en el tramo Santo Domingo-Buena Fe, de 113 km, y la concesionaria Santo Domingo CSRD S. A. eran en ese entonces de propiedad de Teodoro Calle, sentenciado a ocho años de cárcel en el caso denominado Sobornos 2012-2016, y que ahora se encuentra prófugo de la justicia.

“La misma concesionaria está construyendo otro peaje a la altura del kilómetro 207, entre los recintos Fumisa y El Descanso, perteneciente al cantón Buena Fe”, señala uno de los párrafos del documento.

Publicidad

Sobre este mismo tema, el pasado 13 de julio, el prefecto Johnny Terán manifestó en una entrevista con Ecuavisa que “una vez que se hace la proyección financiera se comprueba si el proyecto es viable para lanzar el concurso de la obra y adjudicarse, pero este consorcio no tiene los fondos para la construcción de la obra. No podían haber participado y aun así el Gobierno anterior le firma, autorizando el contrato, dándole 18 meses para cobrar y luego comprobar si el proyecto es rentable, es decir, el cobro está autorizado sin hacer nada”, expresó.

Marcelo Cabrera, actual ministro de Transporte y Obras Públicas, hizo paralizar la construcción del segundo peaje en mención una vez que conoció sobre el tema.

Escribió en Twitter: “Estamos buscando una solución definitiva que resuelva la solicitud de la población y las autoridades de la provincia de Los Ríos, estamos aquí para Unir al #Ecuador”.

Sin embargo, la población de Los Ríos, a través del comunicado dirigido al presidente Lasso, insiste en que se suspenda de forma definitiva la construcción de la estación de peaje hasta que la obra de ampliación de la vía esté concluida.

El prefecto Terán detalló que, de acuerdo con estimaciones, la obra de la ampliación a cuatro carriles en este tramo de la E25 costaría $ 280 millones, más $ 300 millones por el mantenimiento durante 27 años, por lo que el costo total sería de unos $ 600 millones, pero el consorcio con los peajes va a recibir más de $ 800 millones.

“El concurso fue direccionado. Es por eso que no aparecen otras empresas constructoras que participan y otros ya sabían que nos íbamos a oponer al cobro anticipado, solo concursaron dos empresas, una de Los Ríos y otra de Santo Domingo. Ahora la carretera está bacheada y señalizada y la construcción del peaje está paralizada. Demandamos que el Gobierno también inyecte inversión en la construcción de esta vía para que la planilla al 100 % no se la pasen al ciudadano, no se puede pagar por adelantado por algo que no existe”, dijo el prefecto.

Publicidad

La E25 es uno de los corredores viales más importantes del país. Foto: Cortesía

Las garantías

Joel Mendoza, presidente de la junta parroquial de Patricia Pilar, pidió al Ministerio de Transporte y Obras Públicas que se revise nuevamente el contrato para la ampliación de esta vía, ya que ahora Pedro Calle, hermano del dueño de la concesionaria encargado de la obra, es quien figura como gerente general pese a las irregularidades judiciales del en ese entonces propietario de las empresas participantes y de la falta de liquidez que ya se advirtió en su momento.

“La vía fue contratada el año anterior y se suponía que iba a ser construida de manera inmediata, ahora nos salen que después de 18 meses de instalar los peajes empezarán con los trabajos en la carretera, aunque en el contrato no consta ese gran detalle”, refirió Mendoza.

Pedro Calle, representante de la concesionaria Santo Domingo, sostuvo que en la práctica internacional, que también se aplica en Ecuador, los contratos de concesión se desarrollan bajo la figura Project Finance o proyección financiera, significa que los recursos que genera el proyecto sirven de garantía para el desarrollo de este.

También dijo que tienen el permiso de la cartera de Transporte para la construcción de la estructura en este tramo de la vía, cuya inversión ascendería a unos $ 300 millones y que serán financiados mediante créditos internacionales.

La E25 es uno de los corredores viales más importantes del país, ya que atraviesa las provincias de Pichincha, Santo Domingo de los Tsáchilas, Los Ríos, Guayas, El Oro y Loja. Se inicia en San Miguel de los Bancos (Bolívar) y culmina en el puente Internacional de Zapotillo.

Son alrededor de 40 personas en el año las que pierden la vida en el tramo Quevedo-Santo Domingo. El 40 % de la carga que sale del Puerto Marítimo de Guayaquil es de la provincia de Los Ríos.

Se calcula que por la carretera circulan diariamente 16.000 vehículos y casi toda la cadena logística y comercial de Ecuador.

Último anuncio de la ampliación

El 12 de agosto de 2020, en el cantón Buena Fe, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas desarrolló, bajo la modalidad de delegación al sector privado, la ejecución de obras en el corredor vial E25 tramo Santo Domingo-Buena Fe, tras la reciente suscripción de contrato con la empresa Santo Domingo CRSD S. A.

El acto contó con la participación del expresidente Lenin Moreno y el exministro de Transporte y Obras Públicas Gabriel Martínez, quien manifestó en su intervención que se iniciaría la rehabilitación (puesta a punto), ampliación a cuatro carriles y mantenimiento de la vía E25 en el tramo Santo Domingo-Buena Fe, que es estratégico para la conectividad entre la Costa y la Sierra del país.

Martínez dijo que en ese tramo Santo Domingo-Buena Fe, de 113 km, se invertirán $ 560 millones durante 30 años. “Se tiene planificado cambiar todo el pavimento lo que permitirá un ahorro del 5 % de combustible para los transportistas y que la vía dure más tiempo”, refirió.

El contrato establece que durante los primeros tres años de concesión se deben hacer dos obras. La primera: bacheo, señalización y limpieza de la vía, lo que actualmente ya se ejecutó.

Lo segundo: la ampliación a cuatro carriles. Luego de ello se colocarán dos estaciones de peaje, se cobrará USD 1 a los vehículos livianos, según el Ministerio de Transporte y Obras Públicas. (I)