En varias localidades del Ecuador se registra una disminución en el ingreso de pacientes COVID-19 a las áreas de hospitalización.

Hasta este lunes 14, el hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Ambato reportó 24 pacientes en esta zona y existen 30 camas disponibles para la atención de casos de coronavirus.

No obstante, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) las once camas habilitadas están copadas con pacientes COVID-19, panorama que no varía desde diciembre del 2020.

Hasta el viernes 11 de junio, Tungurahua contabilizaba 13.876 casos confirmados de COVID-19.

Publicidad

Roberto Cáceres, coordinador provincial del IESS en Tungurahua, aclaró que además de las once camas de UCI que están llenas, hay una lista de espera de entre uno a dos pacientes. Consideró esta cifra como “manejable”, pues incluso ya se han hecho transferencias a los prestadores de tercer nivel.

Recordó que hace algunas semanas había entre doce a quince pacientes en lista de espera para ser ingresados a UCI.

El funcionario manifestó que el hospital está abastecido en el 70 % con medicamentos. Agregó que intercambia sedantes con otras unidades hospitalarias, pues se utilizan a diario y con mucha frecuencia.

Reconoció que en casos muy puntuales sí se les ha mandado a comprar medicamentos, a los familiares de los pacientes, pero que al 90 % de los usuarios se les brinda solución.

Cáceres indicó que se firmaron convenios con prestadores externos de primer nivel para que se extiendan las atenciones en medicina general, medicina familiar, psicología, odontología, laboratorio clínico e imagenología en menor tiempo de espera, con mayor capacidad de respuesta y más cerca de los domicilios.

Aseguró que para el servicio de oxígeno no hay un cupo diario, y que las atenciones se realizarán según los requerimientos y necesidades de los pacientes que superaron el COVID-19.

Publicidad

Demanda hospitalaria por COVID-19 disminuye en sanatorio del IESS de Esmeraldas

Las cifras de hospitalización de pacientes en el área de COVID-19 del sanatorio básico del IESS en Esmeraldas disminuyó de 21 en abril pasado a 3 en este mes. Mientras el porcentaje de camas ocupadas en este espacio es del 85 %.

Según autoridades locales, estas cifras corresponden al confinamiento parcial que se aplicó del 23 de abril al 20 de mayo pasado en varias provincias.

ESMERALDAS. Las cifras de hospitalización de pacientes en el área de COVID-19 del sanatorio básico del IESS disminuyó de 21 en abril pasado a 3 en este mes. Foto: LUIS FREIRE ADRIÀN

La directora administrativa del hospital, Ana Arévalo, señaló que ha bajado el número de atenciones a pacientes mayores de 60 años con enfermedades respiratorias, desde el inicio del plan de vacunación que lleva a cabo el Ministerio de Salud Pública (MSP). De momento, el grupo etario de atención oscila entre 40 y 60 años.

En cuanto a la vacunación, 186 funcionarios del hospital básico del IESS de Esmeraldas recibieron la primera dosis y 53 completaron su inoculación, con la segunda dosis, según el informe del departamento de epidemiología.

La jefa del área de emergencias, Andrea Ortiz, insistió que los ciudadanos no tienen que bajar la guardia. “Debemos de seguir con las normas de bioseguridad y evitar un riesgo de rebrote”, dijo.

En Santo Domingo se incrementa atención a pacientes adultos jóvenes

En el hospital regional Gustavo Domínguez, en Santo Domingo de los Tsáchilas, se ha incrementado el número de pacientes entre 20 y 45 años que ingresan con síntomas de coronavirus.

El epidemiólogo Leonardo Castro y Edwin Omaña, del área de emergencia de esta casa de salud, coincidieron en que este nuevo grupo etario recibe atención médica en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Incluso, algunos de ellos han sido intubados.

Asimismo, la escasez de medicamentos persiste en los hospitales de Esmeraldas y Santo Domingo. (I)