Ambato

Con carteles y gritos de consignas, centenares de productores de leche de la provincia de Tungurahua realizaron una marcha la mañana de este viernes en Ambato para pedir que se respete el precio oficial de $ 0,42 por litro del producto.

Los manifestantes adujeron que están quebrados porque se les paga incluso por debajo de los $ 0,30, con lo que dicen no alcanza ni para cubrir el costo de producción ($ 0,34).

Aracelly Ortiz, productora de leche del cantón Mocha, aseguró que mientras los insumos que utilizan para las vacas lecheras siguen aumentando de precio, la venta del litro de leche ya no representa ni lo invertido porque en esa localidad tungurahuense les pagan $ 0,30, al seguir usando suero para la elaboración de los lácteos.

Publicidad

Comentó que incluso los llamados piqueros, que son los que llevan la leche, los sábados y domingos no pasan recogiéndola, ante lo cual se ven obligados hasta a regalar el producto o hacer quesos, y si es que retiran esos días les pagan el valor que ellos quieren, en muchas ocasiones hasta $ 0,28.

Patricio Velasco, coordinador provincial de Fe por la Leche, argumentó que el costo de producción de la leche está entre $ 0,32 y $ 0,34, pero si se toma en cuenta que se les paga menos de $ 0,30, resulta que están trabajando a pérdida.

A su vez, Fernando Carrillo, productor de Píllaro, recordó que para mantener diez vacas lecheras se requieren al menos seis quintales de balanceado que estuvo antes del actual gobierno a $ 19 cada quintal, pero que subió a $ 23, y además el abono para los pastos subió de $ 22 a $ 33.

Ante ello pidió sensibilidad a las autoridades para que ayuden a controlar que se cumpla el precio de $ 0,42 el litro de leche, así como a evitar el contrabando de leche en polvo y el uso de suero que se sigue usando en la provincia.

Francis Abad, coordinador nacional de la organización Fe por la Leche, dijo que van a continuar con las movilizaciones hasta que las autoridades brinden atención a los productores, a quienes -según el dirigente- se les quiere pagar $ 0,25, $ 0,28 y $ 0,30 por cada litro cuando a nivel industrial se lo llega a vender entre $ 0,80 y $ 1,25.

Al igual que el productor de Píllaro, Abad pidió atención de las autoridades para evitar que alrededor de un millón y medio de campesinos dejen de laborar en esta actividad productiva y anticipó que caso contrario se hará un paro en más provincias del país.

Velasco recordó que solo en Tungurahua se producen alrededor de 500.000 litros al día, por lo que estos problemas afectan a unos 40.000 productores. (I)