Luego de tres días de protesta de los habitantes de comunidades aledañas al relleno sanitario El Inga, en el nororiente de Quito, las autoridades municipales informaron sobre el restablecimiento de sus operaciones de recepción de la basura del DMQ.

Mediante un boletín, el Municipio de Quito informó que, la tarde del martes 25 de enero, el alcalde Santiago Guarderas y representantes de la Empresa Metropolitana de Gestión Integral de Residuos (Emgirs) y de la Secretaría de Ambiente accedieron a una reunión. El texto sostiene que se llegó a un acuerdo con los representantes de las comunidades El Inga, Itulcachi, El Belén y Santa Ana, pertenecientes a la parroquia de Pifo.

Las autoridades de la Emgirs y la Secretaría de Ambiente se comprometieron a emitir un plan de cierre técnico del relleno sanitario. Además, visitarán las comunidades para exponer el trabajo que realizarán con los fondos de compensación que serán destinados en obras para cada comunidad.

Por su parte, Marcelo Cumbal, representante de la comunidad El Inga, informó a este Diario que otro de los pedidos fue la liberación de un habitante que fue detenido por la Policía Nacional. Fue puesto en libertad a las 04:00 de este miércoles 26 de enero.

Publicidad

“No accedieron a todos los pedidos, pero se logró el más importante. Ahora vamos a aguantar hasta el cierre total de este relleno. Ya tenemos derecho a una vida digna, por eso le pedimos al alcalde que, de corazón, dé la orden de cerrar este relleno”, añadió Cumbal.

Cierre del relleno sanitario El Inga

En una entrevista con EL UNIVERSO, la gerenta de la Emgirs, Maricruz Hernández, explicó que el cierre técnico del relleno sanitario El Inga se podría dar a mediados del 2024. Actualmente están emitiendo estudios de diseño para la creación de un nuevo espacio para el depósito de la basura (el cubeto 11).

Hernández señaló que cuentan con espacios aprovechables en el relleno que estarán disponibles hasta mediados de este año. “Hasta ese entonces deberá estar listo el cubeto 11, que recibirá la basura de la ciudad hasta mediados del 2024″, argumentó.

Sobre el lugar destinado para nuevo relleno sanitario, anunció que estiman dar a conocer en abril el resultado de los estudios que realiza Emgirs junto con la Secretaría de Ambiente.

Publicidad

Basura acumulada

Aproximadamente 6.800 toneladas de basura quedaron represadas en sus estaciones de transferencia, que reciben cada día los residuos de la ciudad. La suspensión de operaciones en el relleno de El Inga durante tres días de protestas llevó al borde del colapso a estas estaciones.

Omar Landázuri, gerente de operaciones de Emgirs, prevé que en una semana se logre normalizar la transferencia de basura. “Nos demoraremos en volver a la normalidad en las estaciones de transferencia, ya que debemos tomar en cuenta que tenemos doce bañeras (camiones que transportan la basura) y seis de ellas fueron agredidas en las manifestaciones”, acotó.

Según información de la empresa municipal, la constante llegada de los residuos sólidos a diario no permite evacuar de manera acelerada la basura acumulada. Las estaciones de transferencia trabajan las 24 horas. (I)