Montecristi, MANABÍ

Hay varias coincidencias asociadas a tres accidentes aéreos que permitieron la detección de avionetas ligadas a actividades del narcotráfico en el cantón Montecristi, provincia de Manabí. Las aeronaves cayeron en la noche o madrugada de un domingo en la zona de las comunidades Manantiales y Río Bravo. En los tres siniestros hubo fallecidos, detenidos y la sospecha de que mexicanos estuvieron involucrados.

Y las tres avionetas cayeron entre el 2019 y 2020, periodo en el que también se detectaron dos pistas clandestinas para despegue de las aeronaves, en una zona ubicada en línea directa con el cerro de Montecristi.

En ese sector actualmente hay reparos de habitantes y ecologistas al proyecto de la Fuerza Aérea de Ecuador (FAE) de instalar un radar, entre otras cosas, para monitorear actividades ilícitas.

Publicidad

Con instalación de radar en cerro de Montecristi se busca control de avionetas ligadas a narcotráfico

El domingo 10 de marzo de 2019, a las 20:00, una avioneta cayó cerca de la comuna Río Bravo, junto a una pista de unos 800 metros de longitud que se había adecuado cerca de cultivos de choclos. El domingo 24 de noviembre del mismo año, a las 04:00, en la comunidad de Manantiales, otra avioneta cayó en suelo montecristense; ahí dos personas perecieron calcinadas.

Mientras que a las 22:00 del domingo 29 de marzo del año pasado, una avioneta fue hallada en Manantiales. La placa de la aeronave es XB-EJS, y presuntamente sería de origen mexicano. Se hallaron varias canecas de combustible.

En el 2020, de las 15,9 toneladas de droga decomisadas en Manabí (en el 2019 fueron 5,9 toneladas), la mayor cantidad de hallazgos se dio dentro del territorio de Montecristi.

El mayor decomiso se hizo en una finca abandonada en la comunidad de Manantiales, donde el pasado 27 de agosto se hallaron encaletadas más de tres toneladas de cocaína. También se identificó otra pista clandestina, con lo que suman tres encontradas en dos años en dicha localidad manabita.

El segundo fuerte decomiso de droga se dio el 24 de septiembre, con el hallazgo de 1,8 toneladas de cocaína en el interior de una empresa de mariscos ubicada en la comunidad Bajo de Afuera (vecina a la comuna Tohalla Grande, donde se han realizado protestas por la intervención militar en la cima del cerro Montecristi).

La droga también estaba encaletada en los patios de este lugar intervenido por la policía.

Publicidad

El tercer mayor decomiso fue el 3 de octubre. Se dio tras la detención de un tráiler que llevaba un cargamento de atún que salió -pero que luego se desvió en su ruta- desde una empresa empacadora de este producto, ubicada en la parroquia Colorado de Montecristi.

En total fue una tonelada de clorhidrato de cocaína que iba mezclada en 8.688 latas de atún que pretendían ser llevadas a Bélgica.

Geovanny Espinel, comandante general de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), indicó que entre el 2003 y 2021 se capturaron 29 avionetas, se decomisaron 15 toneladas de droga. Además, se aprehendió a 157 personas y se hallaron 33 pistas clandestinas en todo el país.

De esas 29 avionetas detenidas, nueve fueron en Manabí, otras nueve fueron localizadas en Guayas y cuatro en Los Ríos, su primer acceso fue a través de la provincia manabita.

Las principales rutas por donde llegan a nuestro país son los lugares por donde no tenemos la vigilancia y control correspondiente para evitar la salida y el ingreso de este tipo de sustancias”, señaló Espinel en una explicación dada a autoridades manabitas la semana pasada sobre la necesidad de implementar en la cima del cerro de Montecristi un radar de origen europeo para controlar el espacio aéreo.

Pero además el titular de la FAE considera que todas estas cifras indican que Ecuador es una de las vías principales para el abastecimiento de droga para Norteamérica y para Europa.

Ecuador: 61 toneladas de droga y 17 pistas clandestinas se detectaron entre enero y agosto del 2020

El proyecto, sostuvo, es incrementar la capacidad operativa del sistema de vigilancia, alarma y control del espacio aéreo nacional y no tiene marcha atrás. Los montecristenses conocieron de esa iniciativa a mediados de julio pasado, ante lo cual reclamaron por la no difusión de esta actividad.

La oposición se basa en la afectación de la flora y fauna de esta montaña.

Johanna Delgado, vicealcaldesa de Montecristi, indicó que no se opone a que este proyecto se ejecute en territorio montecristense, pero que sea en un lugar distinto al cerro.

Y ya entre quienes reclaman la presencia de militares y los uniformados de la FAE existieron roces. Entre la noche del pasado domingo y madrugada de este lunes, centenares de montecristenses obligaron a que militares y maquinarias con las que pretendían realizar una ruta de acceso a la cima del cerro se retiraran, en un hecho suscitado en la comuna Tohalla Grande.

Xavier Mendoza, uno de los abogados que iniciaron una demanda de medida cautelar sobre los trabajos en el cerro, dijo que espera que las autoridades den una tregua de seis meses. Él sugerirá que los temas de los trabajos en la cima de la montaña manabita sean definidos a través de una consulta popular.

Pero esos reclamos generan inquietud en otras personas. De hecho, hay quienes consideran que detrás de estas posturas habría intereses ajenos al ambientalismo.

Mendoza expuso que lo único que los mueve es la defensa de la naturaleza y que continuarán en esta lucha. Por ello exhortaron al presidente Guillermo Lasso a declinar del proyecto en el cerro de Montecristi. (I)